Prudencia

Alegoría de la prudencia.
Alegoría de la prudencia.

La prudencia es la virtud de actuar de forma justa, adecuada y con moderación, definida por los escolásticos como la recta ratio agibilium, para diferenciarla del arte, recta ratio factibilium. También se entiende como la virtud de comunicarse con los demás por medio de un lenguaje claro, literal, cauteloso y adecuado, así como actuar respetando los sentimientos, la vida y las libertades de las demás personas. Actualmente se ha impuesto el significado de actuar con precaución para evitar posibles daños.

En el catolicismo

Para la Iglesia católica, la prudencia dispone la razón de cada persona a discernir el verdadero bien para ella para cada circunstancia, y a elegir los medios adecuados para realizarlo. Es, junto a la justicia, fortaleza y a la templanza, una de las cuatro virtudes cardinales. Es guía de las demás virtudes, indicándoles su regla y medida por lo que es llamada «auriga virtutum».[1]

Santo Tomás de Aquino, siguiendo a Aristóteles dice que «la prudencia es la regla recta de la acción».[3]

Other Languages
مصرى: حكمه
català: Prudència
Deutsch: Klugheit
English: Prudence
Esperanto: Prudento
français: Prudence (vertu)
interlingua: Prudentia
italiano: Prudenza
português: Prudência
русский: Благоразумие
srpskohrvatski / српскохрватски: Razboritost
српски / srpski: Разборитост
svenska: Förstånd
Kiswahili: Busara
українська: Розсудливість