Proyecto Rosetta

El proyecto Rosetta es un proyecto de la Long Now Foundation que aspira a recopilar todas las lenguas actualmente en peligro de desaparición. Esta base de datos se plasmaría simbólicamente en la creación de una nueva piedra de Rosetta.

En los años 2000 es posible que existieran todavía en el mundo unos 7.000 idiomas hablados,[2] La revista Ethnologue publicó toda una lista en una de sus últimas ediciones. Según los eruditos en el tema, en un par de generaciones habrán desaparecido sin rastro alguno alrededor de 500 de estas lenguas. Los lingüistas y los etnólogos opinan que entra dentro de lo posible que de esa cifra de 7.000 idiomas, la mitad caiga en desuso al final del siglo XXI. Ante esta perspectiva se pusieron de acuerdo una serie de científicos, (lingüistas, etnólogos, ingenieros) uniendo sus fuerzas y sus conocimientos para idear varios proyectos en el mundo que pudieran proteger las lenguas en vías de extinción. Uno de dichos proyectos es éste de la nueva piedra de Rosetta

Realización

La idea surgió gracias a la historia ya conocida de la antigua piedra de Rosetta que ha podido sobrevivir a través de los siglos hasta que fue encontrada por pura casualidad, pero en este caso sin dejar el hallazgo al azar. De la pieza moderna se tendrá conocimiento científico e histórico a través del tiempo por lo que se supone que será fácilmente accesible para los futuros antropólogos y en ella se verán escritas y representadas todas las lenguas para información de posteriores investigadores. El equipo para esta fabricación de la rosetta actual pertenece a la Fundación Long Now de la ciudad de San Francisco, con Jim Mason a la cabeza. El soporte es un disco de níquel de 7,5 cm de diámetro en el que se han grabado por procedimientos químicos imágenes microscópicas de los textos y un mapamundi central que indica los lugares donde se hablan las distintas lenguas allí representadas. Con un microscopio de sólo 1.000 aumentos se podrá leer perfectamente.

Other Languages