Provincias Unidas de la Nueva Granada

Provincias Unidas de la Nueva Granada

Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg

1811-1816

Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Ubicación de Provincias Unidas de la Nueva Granada
Mapa de la Nueva Granada hacia 1811, que muestra las diferentes tendencias por el control de la nación: Federalistas, Centralistas y Realistas. Las Provincias Unidas de la Nueva Granada que firmaron el Acta de la Federación corresponden a las regiones coloreadas de rojo.
Capital
Escudo de Tunja.svg
Tunja (1811-1814)[1]
Escudo de Bogotá.svg
Bogotá (1814-1816)
Idioma oficial Español
Religión Católica
Gobierno República federal
Presidentes
 • 1812-1814 Camilo Torres Tenorio (en disputa con Antonio Nariño en Bogotá)
 • 1814-1815 Triunvirato
 • 1815-1816 Camilo Torres Tenorio
 • 1816 Liborio Mejía
Período histórico Patria Boba
 •  Federación 27 de noviembre de 1811
 • Inicio de la guerra civil 2 de diciembre de 1812
 • Batalla de Ventaquemada 2 de diciembre de 1812
 • Batalla de San Victorino 9 de enero de 1813
 • Fin de la guerra civil 30 de mayo de 1813
 •  Batalla de la Cuchilla del Tambo 29 de junio de 1816
 •  Batalla de La Plata 10 de julio de 1816
Población
 • 1810[2]est. 2 000 000 
Moneda Real
Gentilicio: neogranadino/-a[3]

Las Provincias Unidas de la Nueva Granada fue un país sudamericano que existió entre el 27 de noviembre de 1811 hasta el 29 de junio de 1816, durante el periodo de la historia colombiana conocido como la Patria Boba. Estuvo conformado por las provincias que hicieron parte del territorio central del Virreinato de la Nueva Granada, lo que anteriormente se denominaba Nuevo Reino de Granada (es decir, aquellas que no pertenecían a la Capitanía General de Venezuela o a la Presidencia de Quito, las cuales conformaron sus propios autogobiernos en dicho periodo,[5]

El sistema de gobierno de las «Provincias Unidas» fue una federación con un sistema parlamentario. Las «Provincias Unidas» volvieron a control español en 1816, durante la campaña de reconquista liderada por Pablo Morillo, apodado El Pacificador, quien era un militar y marino español que tenía por título nobiliario el ser el 1er. Conde de Cartagena y 1er. marqués de la Puerta.

Historia

El primer Congreso republicano se reunió en diciembre de 1810, pero debido a que sólo se hicieron presentes representantes de seis provincias ( Antioquia, Cartagena, Casanare, Pamplona, Popayán y Tunja) no se pudo expedir constitución alguna para las provincias rebeldes.

El segundo Congreso se reunió el 27 de noviembre de 1811 en Tunja, en la cual las provincias de Antioquia, Cartagena, Neiva, Pamplona y Tunja suscribieron el Acta de la Federación de las Provincias Unidas de la Nueva Granada,[6]

Las provincias de Panamá y Veraguas en tanto, aunque fueron invitadas a participar a las Juntas de Quito, Santafé y Cartagena para adherirse a dichos movimientos independentistas, rechazaron los ofrecimientos y permanecieron del bando realista.[5]

El creciente desacuerdo entre los gobiernos del Estado Libre de Cundinamarca, centralista, y el de las Provincias Unidas de la Nueva Granada, federalista, llevó a ambos bandos a un enfrentamiento armado[7]​ que inició el 2 de diciembre de 1812, día que se llevó a cabo la primera batalla ( Ventaquemada) de la primera guerra civil en la historia de Colombia (que para entonces se llamaba Nueva Granada). Nariño, líder de Cundinamarca, después de algunas derrotas ofreció una capitulación con algunas condiciones, pero los federalistas quisieron la rendición incondicional, por lo que se prolongó la guerra. Luego de la derrota de los centralistas en Ventaquemada, los federalistas avanzan hacia Santafé de Bogotá, pero son derrotados por Nariño el 9 de enero de 1813.

El 30 de mayo de 1813 terminó la guerra entre federalistas y centralistas al concluir los diálogos entre Cundinamarca y las Provincias Unidas, representados, cada uno por dos delegados. Se ratificó entre ellos la voluntad de independizarse y unir fuerzas contra el enemigo común, que era España. El Congreso Nacional nombró a Antonio Nariño Comandante Supremo del ejército para defender las provincias del sur, pero es capturado y enviado preso a España.[1]

El 12 de diciembre de 1814 el general Simón Bolívar, al mando de tropas de las Provincias Unidas de la Nueva Granada, compuestas por venezolanos y federalistas, entró a Santafé de Bogotá. Bolívar prestó este servicio al gobierno federalista de Tunja, pues consideró que si Cundinamarca se unía a Tunja los patriotas granadinos se fortalecerían frente a los realistas, y también porque el gobierno de Tunja le ofreció renovar la ayuda que le permitiría intentar la liberación de Venezuela, su tierra natal luego del fracaso de la Segunda República de Venezuela.

Después de la toma de Santafé, Bolívar se dirigió a la costa atlántica donde debía recibir armas y pertrechos de Cartagena para tomar Santa Marta y liberar a Venezuela. Sin embargo el gobierno patriota de Cartagena se negó a apoyarlo, razón por la cual Bolívar puso sitio durante mes y medio a la ciudad. Informado de la llegada de Morillo a Venezuela, y atacado por los realistas en Santa Marta, Bolívar renunció al mando y se embarcó el 9 de mayo de 1815 para Jamaica, mientras los restos de su ejército se defendían del asedio de Morillo. El 5 de abril de 1815 el Mariscal de Campo Pablo Morillo inició el sitio de Cartagena y con ello la Reconquista del territorio neogranadino, dando así fin a la primera república colombiana.[8]