Prostitución

Prostitutas de Yokohama durante la Era Meiji. Fotografía de Kusakabe Kimbei.

La prostitución es toda actividad económica en la que una persona intercambia servicios sexuales por dinero o cualquier otro bien.[1] La prostitución puede ser ejercida desde todas las orientaciones sexuales, y generalmente implica relaciones fugaces con un número elevado de otras personas (a las que a veces se les llama clientes). El término genérico empleado para referirse a quien la ejerce es prostituto/a.

Tradicionalmente, la prostitución se ha ejercido en sitios destinados a este fin, llamados « burdeles» o « prostíbulos». Estos han sido habitualmente casas regentadas por una persona, en las que hay mujeres u hombres, según la orientación del lugar, y habitaciones privadas donde se atiende a los clientes. También se practica en aceras de calles urbanas y laterales de carreteras industriales, así como en bares y clubes nocturnos, hoteles y servicio a domicilio.[2]

La figura de la prostituta está también ligada a la del proxeneta, persona que recibe un porcentaje de los beneficios conseguidos por la misma. En principio el proxeneta recibe ese dinero como pago por un servicio, habitualmente el de actuar como mediador entre la prostituta y el cliente, proveer la habitación o lugar donde tiene lugar el servicio sexual, proveer algún tipo de protección a la trabajadora sexual, etc.[3]

En algunos casos, la persona implicada en esta actividad puede ser directa o indirectamente obligada a ello, mediante engaños o extorsiones o amenazas de diferentes tipos.[5]

La situación ha llevado a que mientras en varios países la prostitución es ilegal, en otros el acto de la prostitución (el intercambio de servicios sexuales por dinero) no es ilegal, pero sí las actividades que la rodean, como los burdeles, la captación de clientes en lugares públicos o la publicidad, incluso en algunas sociedades la prostitución es legal y regulada. Además, el grado en que las infracciones se castigan varía de un país a otro, y a veces dentro del mismo.[7]

Por otra parte, existen diferentes acepciones del término prostitución. Así, por ejemplo, prostituir puede también ser considerado como "deshonrar o degradar algo o a alguien abusando con bajeza de ellos para obtener un beneficio",[8] según el Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española.

Etimología

El término «prostitución» proviene del latín prostitutio, que tiene el mismo significado que el actual y que a su vez proviene de otro término latino, prostituere, que significa literalmente ‘exhibir para la venta’.[10]

Sinónimos de prostituto/a

A lo largo de la historia ha existido una gran cantidad de términos tanto para referirse a la prostitución como a las personas que la practican, a los clientes, a los lugares y a las actividades relacionadas. Los distintos países de habla hispana usan distintos términos coloquiales como sinónimo de prostituta, con mayor o menor carga despectiva, existiendo una gran cantidad de términos en cada variante dialectal del español, algunos empleados históricamente, y otros aún en uso.

Puto/a

El término coloquial más extendido en los países de habla hispana para referirse a una prostituta es puta, palabra que conlleva una fuerte connotación despectiva. De hecho, y debido a que suele emplearse como insulto, su uso ha sobrepasado el de la descripción de una profesión, y en muchos países se usa para adjetivar de forma grosera otro elemento, al estilo del término inglés fucking.

En el latín vulgar “puttus” (muchacha o muchacho), proveniente del latín clásico “putus” (niña o niño).[13]

Otros sinónimos

Otros términos actuales o históricos para referirse a las prostitutas de sexo femenino son "dama de compañía", "cortesana", meretriz, cuero, loba, puta, pupila, mujerzuela, zorra...

El término «loba» como equivalencia de «prostituta» viene de los ritos producidos en febrero en honor al dios Fauno Luperco. Eran llamadas lobas u originalmente lupas las que ejercían la prostitución sagrada con los sacerdotes de este dios, los luperci, en el Ara Máxima.

De aquí deriva también « lupanar», que se emplea para referirse al prostíbulo (burdel o «casa de citas», es decir, el sitio al que llega el cliente a pagar por los servicios de una prostituta).

En el caso de los hombres se les puede denominar «chichifo», «chulo» o « gigoló».

Recientemente se habla de " trabajador sexual".

Other Languages
Afrikaans: Prostitusie
Alemannisch: Prostitution
Ænglisc: Hōrdōm
العربية: دعارة
مصرى: دعاره
asturianu: Prostitución
azərbaycanca: Fahişəlik
تۆرکجه: فاحیشه‌لیک
Boarisch: Schnoin
Bikol Central: Prostitusyon
беларуская: Прастытуцыя
беларуская (тарашкевіца)‎: Прастытуцыя
български: Проституция
བོད་ཡིག: སྨད་འཚོང་མ།
brezhoneg: Gasterezh
català: Prostitució
کوردیی ناوەندی: لەشفرۆشی
čeština: Prostituce
Чӑвашла: Проституци
Cymraeg: Puteindra
Deutsch: Prostitution
Ελληνικά: Πορνεία
English: Prostitution
Esperanto: Prostituo
euskara: Prostituzio
فارسی: تن‌فروشی
français: Prostitution
Gàidhlig: Siùrsachd
עברית: זנות
hrvatski: Prostitucija
Bahasa Indonesia: Pelacuran
Interlingue: Prostitution
Iñupiak: Allatuqti
íslenska: Vændi
italiano: Prostituzione
日本語: 売春
Basa Jawa: Prostitusi
қазақша: Жезөкшелік
한국어: 성매매
Kurdî: Laşfiroşî
lumbaart: Prustitüsiun
lietuvių: Prostitucija
latviešu: Prostitūcija
മലയാളം: വേശ്യ
Bahasa Melayu: Pelacuran
မြန်မာဘာသာ: ပြည့်တန်ဆာ
مازِرونی: مول زنان
Nederlands: Prostitutie
norsk bokmål: Prostitusjon
occitan: Prostitucion
ਪੰਜਾਬੀ: ਵੇਸਵਾਗਮਨੀ
polski: Prostytucja
português: Prostituição
Runa Simi: Q'itayay
română: Prostituție
русский: Проституция
sicilianu: Prostituzzioni
srpskohrvatski / српскохрватски: Prostitucija
සිංහල: ගණිකාව
Simple English: Prostitution
slovenčina: Prostitúcia
chiShona: Chipfambi
Soomaaliga: Dhillo
српски / srpski: Проституција
svenska: Prostitution
Kiswahili: Ukahaba
తెలుగు: వ్యభిచారం
Tagalog: Patutot
Türkçe: Fuhuş
татарча/tatarça: Фахишәлек
українська: Проституція
oʻzbekcha/ўзбекча: Fohishalik
vèneto: Prostitusion
Tiếng Việt: Mại dâm
Winaray: Prostitusyon
ייִדיש: זנות
Vahcuengh: Gaindang
中文: 性交易
Bân-lâm-gú: Sèng-kau-e̍k
粵語: 賣淫