Progress

Nave Progress M.

Progress (en ruso Прогресс, Progreso) es una familia de naves no tripuladas rusas utilizadas para llevar víveres y combustible a estaciones espaciales. En un principio se utilizaron con las estaciones Salyut 6, Salyut 7 y Mir, en la Guerra Fría, permitiendo que las tripulaciones soviéticas y luego rusas, permaneciesen en el espacio de forma indefinida. [4]

Historia

Desarrolladas al inicio de la carrera espacial entre la Unión Soviética y Estados Unidos, se mantenían sobre la atmósfera por muchos días, para probar las condiciones físicas de la tripulación fuera de la atmósfera terrestre, como el primer paso para el desarrollo de una Estación Espacial completa, a la que sirvieron como naves de carga, mantenimiento, acople y rescate.

Actualmente sirve a la Estación Espacial Internacional, además de transportar suministros y equipo, las Progress utilizan sus motores principales para elevar de forma regular la órbita de la estación y evitar su caída sobre la tierra. Su diseño está basado en la nave Soyuz, pues utiliza casi todos los mismos componentes, salvo la cápsula para la tripulación, que es sustituida en las Progress por un nuevo compartimiento para llevar más combustible y mantener los motores operativos por más tiempo. Al desacoplarse de una estación, encienden los motores de frenado orbital y caen sobre la atmósfera terrestre, las Progress son cargadas con deshechos y basura, que se queman junto con la nave en la atmósfera, otros equipos son regresados a la tierra con la cápsula VBK-Raduga, que ingresa a la tierra y desciende con un gran paracaídas.

Las naves Progress fueron diseñadas por la oficina de diseño soviética TsKBEM, fundada por Serguéi Koroliov. Actualmente son construidas por la empresa rusa RKK Energía, para mantener la Estación Espacial operativa, y son lanzadas al espacio mediante el cohete Soyuz.

Other Languages