Programa Tigre

Factoría de Airbus Helicopters España, donde se fábrica, entre otros, el helicóptero Tigre, con sede en el Parque Aeronáutico y Logístico de Albacete.
Eurocopter Tigre del Ejército de Tierra de España en el París Air Show, junio de 2007.
El programa para adquirir un nuevo helicóptero de ataque fue uno de los más caros emprendedidos por el Ejército de Tierra hasta esa fecha.

El Programa Tigre es el nombre coloquial por el que se conoce al programa del nuevo helicóptero de Ataque para las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra de España. Fue una iniciativa emprendida en 1995 para buscar un sustituto a los ya vetustos Bölkow Bo 105, modelo con que contaba el Ejército de Tierra, para misiones contra carros y ataque al suelo.

Finalmente el ganador fue un aparato descartado por los militares españoles: el Eurocopter Tigre, de ahí el nombre. La versión para las FAMET no fue ninguna de las ofertadas, sino una con mejoras en la planta motriz y equipamiento español.

El aparato demostró no ser tan mala opción, al resultar más sencillo de mantener y muy robusto,[1] aunque más caro.

La modernización del Ejército de Tierra

El Ejército de Tierra español estaba sufriendo un proceso de renovación enmarcado en el proceso de modernización de las Fuerzas Armadas de España, aprovechando la buena situación económica de España en los años 90 del siglo pasado, y la predisposición de otras naciones como Estados Unidos a vender los equipos que se solicitaran sin restricciones de ningún tipo a causa del régimen político.

En esta dinámica se quiso primero comprar el carro de combate Leopard II, pero razones presupuestarias lo impidieron.[2] Después, durante los ochenta, se consideró la posibilidad de desarrollar una versión reducida llamada Lince; pero finalmente, en los noventa y primeros años del siglo XXI el Ejército de Tierra obtuvo sus ansiados Leopard II.

Otro caso lo constituyó el programa para dotarse de una nuevo helicóptero de transporte donde se barajaron el Sikorsky UH-60 Black Hawk, elegido por los militares sobre la base de sus prestaciones; el AB412, segundo clasificado en la evaluación realizada por el Ejército, y el Eurocopter Cougar, finalmente adquirido a causa de condicionantes políticos,[nota 1]

Así se llegó a la necesidad de disponer de un helicóptero de ataque moderno, eficaz y con la posibilidad de disparar gran variedad de armas. Para ello se destinaron uno 1.000 millones de euros, cifra astronómica para el Ejército de Tierra.

Other Languages