Profeta

Grünewald, Profeta hebreo (Nabí), 1515.[1]

El término profeta proviene del lenguaje religioso y se refiere a una persona que sirve como intermediario entre la humanidad y la divinidad. Estrictamente hablando, un profeta es alguien que sostiene haber tenido una experiencia personal de Dios recibiendo de él la misión de comunicar sus revelaciones y, como consecuencia de ello, habla en su nombre a los seres humanos. El profeta posee cualidades de intercesor por el pueblo ante Dios y a su vez es mensajero de su palabra. Su carisma de interpretar la historia desde la perspectiva de Dios recibe el nombre de don de profecía.

Eventualmente, se utiliza el término para designar a alguien que predice acontecimientos futuros, generalmente cuando lo hace interpretando señales o basado en una revelación sobrenatural; pero ello puede dar lugar al malentendido, por lo que suele en tal caso emplearse vidente, de modo de diferenciarlo de los profetas, quienes comunican la palabra de Dios.[2]

Si bien la palabra profeta deriva del griego profētēs (προφήτης, cuyo significado es el de 'mensajero', 'portavoz' e 'incidente político'),[4]​ término que gradualmente fue introducido y empleado por los cultos judío, cristiano y musulmán.

En la tradición judeocristiana

Otorgamiento de la Ley: Moisés recibe los Diez Mandamientos. Gebhard Fugel, 1900.
El Profeta Isaías. Rafael Sanzio, 1511-1512. Fresco en Sant'Agostino, Roma

La palabra profeta proviene de la Septuaginta, donde traductores usan el vocablo griego profētēs para el término hebreo nāḇîʾ; sin embargo, cuando la palabra hebrea nāḇîʾ se refiere a profetas que no hablan de parte del Dios de Israel o que dicen falsedades, suele traducirlo como "pseudoprofētēs", o sea, "pseudoprofeta".

Por nǝḇîʾîm (profetas) se entiende, además, la segunda gran sección de la Biblia hebrea. Figura entre la Torá (Ley, Instrucción o Pentateuco) y los Ketuvim (Escritos). Los nǝḇîʾîm comprenden dos subgrupos: los profetas Iniciales (נביאים ראשונים i nǝḇîʾîm rishônim, con la narrativa de los Libros de Josué, Jueces, Samuel y Reyes) y profetas últimos (נביאים אחרונים o nevi'im aharonim, con la narrativa de los Libros de Isaías, Jeremías, Ezequiel y los Doce Profetas Menores).[5]​ Profetas son también los tres grandes gobernantes de Israel durante los tiempos de su unidad territorial como reino (monarquía unida), es decir, Saúl, David y Salomón (1030-926 a. C.).

Es importante indicar que no todos los Profetas de Israel figuran necesariamente en la segunda gran sección de la Biblia hebrea. Dentro de ella, y según la tradición judía, se consideran también profetas a diferentes figuras bíblicas cuya narrativa figura ya sea en la primera sección de la Biblia hebrea (Moisés, Aarón, Miriam) o bien en la tercera sección de la misma (Job, Ester, Daniel, Esdras, Nehemías).

El judaísmo agrupa a los profetas del siguiente modo:

Profetas de la Torá

  • Moisés
  • Aarón
  • Miriam.[6]
  • Eldad y Medad.[7]
  • Pinjas.[8]

Profetas primeros

  • Josué
  • Débora
  • Samuel
  • Gad
  • Natán
  • David
  • Salomón
  • Jedutun.[9]
  • Ajías
  • Elías
  • Eliseo
  • Shemaia.[10]
  • Ido.[11]
  • Janani.[12]
  • Jehú.[13]
  • Micaia.[14]
  • Jaziel.[15]
  • Eliezer[16]
  • Zacarías ben Yehudía.[17]
  • Hulda.[18]

4 Profetas mayores

  • Isaías
  • Jeremías
  • Ezequiel
  • Daniel

12 Profetas menores

  • Oseas
  • Joel
  • Amós
  • Abdías
  • Jonás
  • Miqueas
  • Nahum
  • Habacuc
  • Sofonías
  • Hageo
  • Zacarías
  • Malaquías

Profetas bíblicos, conocidos también como los Profetas del pueblo de Israel,[19]​ presentados por orden alfabético

Para el cristianismo, el término se refiere a tanto a los profetas anteriores a Jesús como a quienes, posteriormente, cumplieron una función profética en la iglesia cristiana. A través de la Vulgata la palabra profeta pasó al latín como prophēta y de allí a las lenguas románicas y germánicas.

Dentro del cristianismo, Juan el Bautista es considerado el último profeta precediendo a Jesús de Nazaret, quien, además de sus otros títulos (Mesías, Salvador, Rey de reyes, Hijo de Dios, etc.), es a su vez considerado el mayor Profeta.[53]

También profetas según la tradición cristiana

Other Languages
Afrikaans: Profesie
Alemannisch: Prophetie
العربية: نبي
ܐܪܡܝܐ: ܢܒܝܐ
অসমীয়া: নবী
asturianu: Profeta
azərbaycanca: Peyğəmbər
беларуская: Прарок
български: Пророк
বাংলা: নবী
brezhoneg: Profed
català: Profeta
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: Siĕng-dĭ
нохчийн: ПайхӀамар
کوردی: پێغەمبەر
čeština: Prorok
Чӑвашла: Пӳлĕхçĕ
dansk: Profet
Deutsch: Prophetie
Zazaki: Peyğamber
Ελληνικά: Προφήτης
English: Prophet
Esperanto: Profeto
eesti: Prohvet
euskara: Profeta
فارسی: پیامبر
suomi: Profeetta
français: Prophète
Frysk: Profeet
Gaeilge: Fáidh
galego: Profeta
𐌲𐌿𐍄𐌹𐍃𐌺: 𐍀𐍂𐌰𐌿𐍆𐌴𐍄𐌴𐍃
עברית: נביא
हिन्दी: नबी
hrvatski: Prorok
magyar: Próféta
interlingua: Propheta
Bahasa Indonesia: Nabi
Ido: Profeto
italiano: Profeta
日本語: 預言者
Basa Jawa: Nabi
қазақша: Пайғамбар
ភាសាខ្មែរ: ព្យាការី
한국어: 예언자
kurdî: Pêxember
Кыргызча: Пайгамбар
Latina: Propheta
лакку: Идавс
lingála: Proféte
lietuvių: Pranašas
latviešu: Pravietis
Malagasy: Mpaminany
олык марий: Пиямбар
македонски: Пророк
മലയാളം: പ്രവാചകൻ
Nederlands: Profeet
norsk nynorsk: Profet
norsk: Profet
ਪੰਜਾਬੀ: ਨਬੀ
polski: Prorok
português: Profeta
română: Proroc
русский: Пророк
srpskohrvatski / српскохрватски: Prorok
Simple English: Prophet
slovenčina: Prorok
slovenščina: Prerok
Soomaaliga: Nabi
shqip: Profeti
српски / srpski: Prorok
svenska: Profet
Kiswahili: Nabii
తెలుగు: ప్రవక్త
тоҷикӣ: Пайғамбар
Tagalog: Propeta
Türkçe: Peygamber
татарча/tatarça: Пәйгамбәр
ئۇيغۇرچە / Uyghurche: پەيغەمبەر
українська: Пророк
اردو: پیغمبر
oʻzbekcha/ўзбекча: Paygʻambar
Tiếng Việt: Ngôn sứ
Winaray: Manaragnâ
ייִדיש: נביא
中文: 先知
文言: 先知
粵語: 先知