Producción biológica de hidrógeno

La producción biológica de hidrógeno se lleva a cabo en un biorreactor basado en la producción de hidrógeno de las algas. Las algas (específicamente la chlamydomonas reinhardtii y chlamydomonas moewusii[1] ) producen hidrógeno bajo ciertas condiciones. Al final de la década de 1990 se descubrió que si las algas eran privadas de azufre dejarían de producir oxígeno mediante fotosíntesis, y producirían hidrógeno.

Problemas de diseño de un biorreactor

  • Restricción de la producción de hidrógeno por fotosíntesis a causa de acumulación de un gradiente de protones.
  • Inhibición competitiva de la producción de hidrógeno por fotosíntesis por dióxido de carbono.
  • Requerimiento de una unión de bicarbonato en el fotosistema II (PSII) para una actividad fotosintética eficiente.
  • Drenado competitivo de electrones por el oxigeno en la producción de hidrógeno por algas.
  • Económicamente debe alcanzar un precio competitivo comparado a otras fuente de energía y esto es dependiente de varios factores.
  • Un obstáculo técnico notable es la eficiencia obtenida en el proceso de convertir energía solar en energía química almacenada en hidrógeno molecular.

Actualmente se intenta resolver esto por medio de la bioingeniería.

Other Languages