Proceso de hominización

El bipedismo es uno de los hitos del proceso de hominización. Comparación de las huellas de:
Izquierda: Australopithecus afarensis (3,6 Ma)
Centro: Homo erectus (1,5 Ma)
Derecha: Homo sapiens (actual).
Comparación de la mano humana y la del chimpancé.
La mano humana cerrada ( puño).
Herramientas olduvayenses, modo 1 ( choppers), la primera tecnología.
Herramienta achelense, modo 2 ( bifaz), la tecnología más difundida durante el Paleolítico Inferior.
Herramienta musteriense, modo 3 ( técnica Levallois), propia del Paleolítico Medio.
Herramienta auriñaciense, modo 4 ( hojita Dufour microlitos), propia del Paleolítico Superior.

Hominización es el proceso que transformó progresivamente un linaje de primates en humanos. El proceso evolutivo biológico concernió al grupo de los homininos (Hominina) a partir de la divergencia entre el último ancestro común de los grandes simios (monos antropomorfos, que forman junto como los homininos el grupo de los homínidosHominidae—), hace más de cinco millones de años.[1]

El término y el concepto que designa fueron acuñados por Édouard Le Roy en su obra Les origines humaines et l'évolution de l'intelligence (Traducido como:Orígenes humanos y la evolución de la inteligencia), publicación de un curso impartido en el Collège de France entre 1927 y 1928. Con anterioridad el término había sido utilizado en un texto inédito de Pierre Teilhard de Chardin en 1923.

Como proceso de evolución cultural no se restringe a cambios anatómicos o fisiológicos, sino a cambios etológicos o conductuales, no innatos sino culturales, que se produjeron y transmitieron paralelamente, tanto en la cultura material (cuya parte más conocidas son las herramientas provenientes de la talla líticaindustria lítica—) como en el lenguaje, la organización social, las mentalidades, las tradiciones, la producción intelectual ( técnicas e ideas pre-científicas y pre-tecnológicas, creencias, creación artística) y todo tipo de formas de relacionarse entre sí y con el medio natural (cuyo estudio es más especulativo, al basarse en inferencias y deducciones a partir de los restos materiales y las conclusiones que pueden extraerse de los estudios antropológicos).

Neotenia

Frente a otras especies, los humanos desarrollaron una marcada neotenia y una infancia prolongada, que probablemente está en relación con la gran plasticidad cerebral.[2]

Other Languages
العربية: أنسنة
bosanski: Hominizacija
čeština: Hominizace
Deutsch: Hominisation
English: Hominization
Esperanto: Homiĝo
français: Hominisation
srpskohrvatski / српскохрватски: Hominizacija