Pro-Ana

Pro-Ana el término es una conjunción de los prefijos 'pro', que significa "a favor de" y 'Ana' que hace referencia a la anorexia. Pro-Ana es la denominación para personas enfermas de anorexia que se consideran a si mismas como un grupo o subcultura que promueve y apoya su enfermedad, la anorexia como elección de estilo de vida, en lugar de ser considerado como un trastorno alimentario, que es lo que realmente es, puesto que los devastadores efectos que provoca sobre el organismo son objetivos.[1]

Descripción

Los grupos Pro-Ana, así como los Pro-Mia, existen desde la década de los 90, pero se han visto potenciados a partir del uso de internet donde pueden localizarse sitios web, blogs y foros de discusión.[2] El internet se ha convertido en un medio que favorece el desarrollo de las patologías. Mediante el uso de sitios web Pro Ana y Pro Mia. Se permite abrir fácil y sin costo espacios que presentan los TCA como un estilo de vida, de tal forma que comparten ahí dietas, laxantes, ejercicios o incluso consejos sobre la forma eficaz de suicidarse si no logran tener el cuerpo perfecto. Son en su mayoría blogs que aparecen y desaparecen a un ritmo vertiginoso. Cada día es posible encontrar nuevos sitios pro-ana y pro-mia.

Existen millones de comunidades virtuales donde los miembros entablan intercambios públicos sobre el tema, a diferencia de lo que ocurría en décadas anteriores, como expresan Brotsky y Giles, donde las discusiones sobre anorexia y bulimia no escapaban del consultorio médico y/o psiquiátrico.[3]

Algunos sitios web Pro-Ana son exclusivos y no permiten el ingreso de nuevos usuarios, a diferencia de otras comunidades que si lo hacen diferenciándose de otros espacios de Internet como pueden ser los blogs. Los padecimientos de este trastorno alimentario encuentran en estos sitios con reservados para usuarios con membresía un lugar para relacionarse y compartir de forma segura, garantizado por la ausencia de identidad entre los participantes.[4]

Los tópicos en los espacio de discusión redundan en la temática de la pérdida de peso y la adquisición de un cuerpo perfecto, característica considerada obsesiva, propia de la anorexia nerviosa.

En muchos de los sitios Pro-Ana[5] se explicita que la comunidad virtual no está orientada a brindar técnicas para adelgazar, sino que están destinadas a individuos que ya padecen el trastorno, utilizando una serie de comportamientos orientados a alcanzar el cuerpo, considerado, ideal. El material que se difunde es de uso estimulante y práctico, como pueden ser relatos de los involucrados, fotografías y material multimedia, como pueden ser audios y videos; también se conforman como grupos de apoyo para quienes estén de acuerdo con llevar adelante su Ideología.

Las modelos se transforman en el prototipo de imagen ideal, no solo por el cuerpo, sino también por su integración social; cabe destacar, que dicha imagen varía según el paso del tiempo y el contexto sociocultural.

Activistas Pro-Ana han publicado en sus sitios webs distintas fundamentaciones que justifican su proceder así como su conceptualización de percibir la anorexia como una opción socialmente aceptable y/o un estilo de vida alternativo.[5]

Otros integrantes de la comunidad sin embargo reconocen la anorexia nerviosa como enfermedad, pero han decidido no buscar ayuda ni tratamiento, reclamando su derecho al suicidio; en algunos casos, la Justicia ha intervenido ordenando, la hospitalización compulsiva dependiendo de la gravedad del caso.[6]

La anorexia puede ser muy grave. Los estudios realizados en varios países indican que entre el 5 y el 10% de los anoréxicos muere. En algunos casos puede producirse un fallo cardíaco súbito debido a la desnutrición. En otros muchos la muerte se va gestando a lo largo de meses, o incluso años.[7]

Other Languages
Deutsch: Pro-Ana
English: Pro-ana
euskara: Pro-Ana
فارسی: لاغرنمایی
suomi: Pro-ana
français: Pro-ana
עברית: פרו-אנה
hrvatski: Pro Ana
日本語: プロアナ
한국어: 프로아나
Nederlands: Pro-ana
polski: Pro-ana
srpskohrvatski / српскохрватски: Pro-ana
српски / srpski: Pro-ana
svenska: Pro-ana