Prior in tempore, potior in iure

Prior in tempore, potior in iure es una expresión latina, que puede traducirse como "Primero en el tiempo, mejor en el Derecho", que hace referencia a un principio de Derecho, en virtud del cual, en el caso de existir controversia entre partes que alegan iguales derechos sobre una cosa (ejemplo: una hipoteca a su favor) se entiende que tiene la preferencia en el derecho la parte que la haya inscrito primero en el Registro de la Propiedad.

El primero en contener formalmente dicha expresión en un texto de derecho, concretamente, de derecho canónico, fue Bonifacio VIII, en su Liber Sextus Decretalium, donde expone 87 regulae iuris (reglas de derecho) o aforismos jurídicos, que actualmente se conocen de forma vulgar como "latinazgos".

Other Languages