Principio de razón suficiente

El principio de razón suficiente es un principio filosófico según el cual todo lo que ocurre tiene una razón suficiente para ser así y no de otra manera, o en otras palabras, todo tiene una explicación suficiente.[1]

Formulación

El principio de razón suficiente admite diversas formulaciones, todas ellas pueden ser reducidas a alguna de las formas siguientes:

  • Para toda entidad X, si X existe, entonces hay una explicación suficiente de por qué "X existe".
  • Para cada evento E, si E ocurre, entonces hay una explicación suficiente por la cual "E ocurre".
  • Para cada proposición P, si P es cierta, entonces hay una explicación suficiente de por qué "P es cierta".

Aquí "explicación suficiente" puede entenderse como un conjunto de razones o de causas, aunque muchos filósofos de los siglos XVII y XVIII no distinguieron entre estos dos tipos de "explicaciones suficientes". El resultado del principio, sin embargo, es muy diferente según se intérprete una "explicación suficiente" de una u otra manera.

En la actualidad sigue siendo una cuestión abierta si el principio de razón suficiente puede ser considerado un axioma en una construcción lógica como en una teoría matemática o en una teoría física, porque los axiomas son proposiciones que se aceptan sin necesidad de tener una justificación dentro del propio sistema [ cita requerida]. Los axiomas son las proposiciones básicas de las nociones primitivas no definidas. [2]

Other Languages