Principio KISS

El principio KISS (del inglés Keep It Simple, Stupid!:[1] «¡Hazlo sencillo, estúpido!») es un acrónimo usado como principio de diseño.

El principio KISS establece que la mayoría de sistemas funcionan mejor si se mantienen simples que si se hacen complejos; por ello, la simplicidad debe ser mantenida como un objetivo clave del diseño, y cualquier complejidad innecesaria debe ser evitada.

Este término es idéntico a la palabra en idioma inglés para beso.

Origen

Este principio se registra por primera vez en la Marina de los Estados Unidos en 1960,[2] y se atribuye principalmente a Kelly Johnson, ingeniero jefe en Lockheed Skunk Works.

Según FOLDOC, el diccionario en línea del Imperial College Department of Computing, posiblemente tiene su origen en el marketing y las presentaciones de ventas, para ser utilizado después en el desarrollo de sistemas, sobre todo para evitar que los sucesivos desarrollos en los diseños se complicaran.[1]

Other Languages
Boarisch: KISS-Prinzip
български: Принцип KISS
বাংলা: কিস নীতি
català: Principi KISS
čeština: KISS
Deutsch: KISS-Prinzip
فارسی: اصل سادگی
français: Principe KISS
עברית: KISS
Հայերեն: KISS (սկզբունք)
日本語: KISSの原則
한국어: KISS 원칙
Nederlands: KISS-principe
norsk bokmål: KISS-prinsippet
português: Keep It Simple
русский: KISS (принцип)
Simple English: KISS (principle)
slovenščina: Načelo KISS
ไทย: KISS
українська: Принцип KISS
中文: KISS原则