Principado de Vergara

Principado de Vergara
Coat of Arms of Baldomero Espartero, Prince of Vergara.svg
Primer titular Joaquín Baldomero Fernández-Espartero Álvarez de Toro
Concesión Amadeo I de Saboya
2 de enero de 1872
Actual titular Título extinguido
[ editar datos en Wikidata]
Retrato de Baldomero Espartero, príncipe de Vergara, obra de Antonio María Esquivel (1806-1857).

El Principado de Vergara fue un título nobiliario español creado por el rey Amadeo I de Saboya, en su condición de Rey de España, el 2 de enero de 1872, con tratamiento de Alteza, a favor del general Joaquín Baldomero Espartero y Álvarez de Toro.[1]

Baldomero Fernández-Espartero (1793-1879) fue Capitán General de los Ejércitos, Virrey de Navarra, Regente de España (1840-1843).

El Principado de Vergara fue el quinto título nobiliario que ostentó Espartero. Los otros cuatro fueron: duque de la Victoria (en 1839), duque de Morella (1840), conde de Luchana (1837), vizconde de Banderas (1837). Estos cuatro títulos fueron otorgados por la regente María Cristina de Borbón (regente entre 1833-1840), durante la minoría de edad de la reina Isabel II.[2]

Antecedentes

Cuando la reina Isabel II fue destronada por la Revolución de 1868, el gobierno provisional ofreció a Espartero la Corona de España, ofrecimiento que el general rechazó.[5] Amadeo I de Saboya, quien visitó a Espartero a finales de 1871 en su domicilio de Logroño.

Espartero fue a recibir al rey Amadeo I en la estación de ferrocarril vestido con traje de gala como capitán general, acompañado de autoridades civiles y militares de la ciudad, y recorrieron juntos el trayecto hasta la casa del general en medio del júbilo de la población que aclamaba a ambos. Pasó dos días alojado el monarca en la residencia de Espartero y apenas tuvo más contacto con la población que asistir a dos actos protocolarios. Se desconoce el contenido de las conversaciones durante el tiempo que estuvieron juntos, pero Espartero, cuando le acompañó de regreso a la estación de tren, dio muestras de alegría, respeto y le trató como rey legítimo de los españoles, reconocimiento que muy bien podría ser el que buscaba Amadeo.[6]

A su regreso a Madrid, el rey le concedió el título de Príncipe de Vergara (2 de enero de 1872), con tratamiento de Alteza Real.[1]

Posteriormente, en 1875, Espartero recibiría también en su domicilio de Logroño al restaurado rey Alfonso XII. Durante esa visita, Espartero impuso al Rey la Gran Cruz Laureada de San Fernando que el general había ganado en 1835.[8]

Other Languages