Primera República Federal (México)

Estados Unidos Mexicanos

Flag of Mexico (1821-1823).svg

1823-1835

Bandera de la República Central Mexicana.svg

BanderaEscudo
Bandera
Lema nacional: Ninguno oficial
Himno nacional: Ninguno oficial
Ubicación de
CapitalCiudad de México
19°26′N 99°8′O / 19°26′N 99°8′O / -99.133
Idioma oficialEspañol
ReligiónLibre
GobiernoRepública Federal
Título de líderPresidente
 • 1824 - 1829 (primero)Guadalupe Victoria
 • 1835 - 1836 (último)Miguel Barragán
LegislaturaCongreso
 • Cámara altaCámara de Senadores
 • Cámara bajaCámara de Diputados
Historia
 • Plan de Casa Mata

1 de febrero de 1823

 • Acta Constitutiva de la Nación Mexicana1 de noviembre de 1823
 • Constitución de 18244 de octubre de 1824
 • Bases Constitucionales23 de octubre de 1835
Superficie
 • 1824[n. 1]4 500 000 km²
Población
 • 1834[1]est.7 734 292 
MonedaReal Mexicano

La Primera República Federal es un período de la historia de México que corresponde a la primera ocasión en que se instauró el régimen federal como forma de gobierno del Estado mexicano. La República fue proclamada el 1 de noviembre de 1823[3]

La República Federal duró casi doce años, hasta el establecimiento de la República Centralista el 23 de octubre de 1835.[4]

El primer intento de federación en la Historia de México fue una experiencia corta, caracterizada por inestabilidad política, social y violencia. La República fue gobernada por dos triunviratos y nueve presidentes. José Miguel Ramón Adaucto Fernández y Félix, mejor conocido como Guadalupe Victoria, fue el único presidente que completó su mandato constitucional durante este periodo.[5]

El período estuvo marcado también por varios intentos de reconquista española y el intento de México de conquistar Cuba.

El problema principal para la consolidación de la federación fue la división y constantes pugnas entre federalistas y centralistas.[6]

Historia

La Independencia y el Imperio

El 27 de septiembre de 1821, después de tres siglos de dominio español, y una Guerra de Independencia de 11 años, México alcanzó su libertad. Los Tratados de Córdoba reconocieron a la Nueva España como un Imperio independiente, el cual tomo el nombre de Imperio Mexicano.[8]

Una minoría del Congreso Constituyente en busca de estabilidad eligió como monarca a Agustín de Iturbide y de esta forma fue proclamado emperador de México el 18 de mayo de 1822.[10]

La falta del Congreso, las decisiones del emperador y la ausencia de soluciones para los graves problemas por los que atravesaba el país aumentaron las conspiraciones para cambiar el sistema imperial.[13]

Entrada del Ejército Trigarante en la Ciudad de México que hizo el inicio del primer imperio.

Sin embargo, el Congreso restaurado declaro la nulidad del nombramiento de Iturbide y por ende el reconocimiento de la abdicación e hizo parecer la coronación de Iturbide como un error lógico de la consumación de la Independencia.[17]

Establecimiento de la República

Tras la caída del Imperio el Congreso restaurado votó a favor del sistema de República Federada el 12 de julio de 1823.[19]

El 1 de noviembre de 1823 se expidió el Acta Constitutiva de la Nación Mexicana[2]​ un primer texto que estableció los lineamientos a seguir para la creación de un nuevo Congreso Constituyente y la Constitución General, así como las leyes que regirían la República mientras se redactara y ratificara la Constitución General.

El II Congreso Constituyente

Guadalupe Victoria y Nicolás Bravo en el Segundo Congreso Constituyente.

El 7 de noviembre de 1823, se instaló el segundo Congreso Constituyente el cual sería el encargado de redactar una Constitución para regir la nueva República.[20]

En el Congreso Constituyente se observaron dos tendencias ideológicas; los Centralistas encabezados por fray Servando Teresa de Mier y Carlos María de Bustamante y los Federalistas encabezados por Miguel Ramos Arizpe y Lorenzo de Zavala.[21]

Los Centralistas se oponían a dividir el territorio en estados independientes, argumentaban que siempre habían existido las provincias con un gobierno central y consideraban que el régimen federal debilitaría a la nación, la cual necesitaba unión para hacer frente a eventuales intentos de reconquista de España.[23]​ Años más tarde esas ideologías formarían el Partido Liberal y el Partido Conservador que sacudirían en varias ocasiones la vida política de México.

El 31 de enero de 1824 se aprobó el Acta Constitutiva de la Federación, la cual fue un estatuto provisional del nuevo gobierno. Al igual que el acta anterior, la nación reivindicaba su soberanía y reiteraba que estaba constituida por estados libres, soberanos e independientes. Durante los siguientes meses, continuaron los debates constitucionales. Para establecer las bases del funcionamiento fiscal de la república, el 4 de agosto de 1824 el Congreso Constituyente decretó la Ley de Clasificación de Rentas Generales y Particulares.


El 4 de octubre de 1824 se realizó la proclamación de la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos.[24]

Constitución de 1824

Portada original de Constitución de 1824.

La Constitución de 1824, fue la primera constitución oficial de México como nación independiente. Estaba conformada por 7 títulos y 171 artículos. Se implantó el sistema de federalismo en una república representativa popular, la cual originalmente estaba integrada por diecinueve estados y cuatro territorios federales; pero después de un par de ajustes ese mismo año, el país quedó integrado por 19 estados, 5 territorios federales y un distrito federal.[27]​ La constitución no contempló expresamente los derechos ciudadanos. El derecho de igualdad de los ciudadanos quedó restringido por la permanencia del fuero militar y eclesiástico. Los artículos más relevantes fueron:

1. La nación mexicana es para siempre libre é independiente del gobierno español y de cualquiera otra potencia.
3. La religión de la nación mexicana es y será perpetuamente la católica, apostólica, romana. La nación la protege por ley y se prohíbe cualquier otra.
4. La nación mexicana adopta para su gobierno la forma de república representativa popular federal.
6. Se divide el supremo poder de la federación para su ejercicio, en legislativo, ejecutivo y judicial.
7. Se deposita el poder legislativo de la federación, en un Congreso general. Este se divide en dos cámaras, una de diputados y otra de senadores.
50. Libertad política de imprenta en la federación y en los estados (apartado 1).
74. Se deposita el supremo poder ejecutivo de la federación en un solo individuo, que se denominará presidente de los Estados-Unidos Mexicanos.
75. Habrá también un vicepresidente, en quien recaerán, en caso de imposibilidad física ó moral del presidente, todas las facultades y prerrogativas de éste.
95. El presidente y vicepresidente de la federación, entrarán en sus funciones el 1º de Abril, y serán reemplazados precisamente en igual día cada cuatro años, por una nueva elección constitucional.
123. El Poder Judicial reside en una Corte Suprema de Justicia, en los Tribunales de Circuito y en los Juzgados de Distrito.
157. El gobierno individual de los estados se conforma por tres poderes.

El 8 de octubre de 1824, el Presidente y el Vicepresidente Nicolás Bravo juraron la Constitución.[29]

Aunque no estaba estipulado en la constitución, la esclavitud estaba prohibida en la República. El presidente Guadalupe Victoria declaro la abolición de la esclavitud el 16 de septiembre de 1825.[30]

1825 - 1830

La República inicio su vida independiente envuelta en una profunda crisis económica, un embargo promovido por España y sin el reconocimiento de ninguna de las grandes potencias mundiales.[34]

En 1825, se creó la hacienda pública, se estableció el Colegio Militar, se restauró la Ciudad de México,[36]

En 1826, se firma el Tratado de Unión, Liga y Confederación Perpetua con la Gran Colombia, Centroamérica y Perú.[37]​ También se sofocó la Rebelión de Fredonia, primer intento separatista de estadounidenses en Coahuila y Texas.

En 1827, se desenmascaró y sofoco una conspiración dirigida por el monje Joaquín Arenas para restablecer el dominio español en México,[38]​ a lo que siguió la Rebelión de Nicolás Bravo la cual fue sofocada por Vicente Guerrero.

En 1828, se ratificó el contenido del Tratado de Adams-Onís y por lo tanto la frontera con los Estados Unidos.[40]

En 1829, como resultado de la Revolución de la Acordada, el Congreso anuló las elecciones de 1828 y eligió como presidente a Vicente Guerrero. Victoria le entregó la presidencia cuando su mandato concluyó el 1 de abril de 1829.[41]

El 16 de julio, se logró el reconocimiento diplomático del Reino Unido de los Países Bajos,[44]

Vicente Guerrero obtuvo poderes extraordinarios del Congreso para enfrentar los diversos problemas surgidos en su gobierno.[45]​ Pronto fue acusado de violar la Constitución y actuar de manera ilegal.

El 4 de diciembre se pronunció el Plan de Jalapa, declarado con el objetivo de conservar el federalismo. Al pronunciamiento se adhirió el vicepresidente Anastasio Bustamante. El movimiento que se transformó en una rebelión en contra de Guerrero, que dejó su puesto de presidente el 16 de diciembre para combatir la insurrección. El mismo día, el Congreso declaro como Presidente Interino a José María Bocanegra.[46]

En la noche del 22 de diciembre, el general Luis Quintanar, al mando de la guarnición de la Ciudad de México, se pronunció en contra de Bocanegra. Al día siguiente Bocanegra renunció a la presidencia. El congreso llamó al presidente de la Suprema Corte de Justicia, Pedro Vélez, para encabezar un triunvirato de gobierno en compañía de Luis Quintanar y Lucas Alamán.[48]

1830 - 1835

El 1 de enero de 1830, el triunvirato encargado del Poder ejecutivo entregó el cargo a vicente guerrero.[49]

El 3 de enero, el embajador estadounidense Joel R. Poinsett es expulsado de México por intervenir en los asuntos internos de la Nación.[50]

El 4 de febrero, el congreso declara a Vicente Guerrero como presidente de texas para despues en 175 ganar las elecciones .[51]

Como resultado de la investigación encargada desde 1825 al general Manuel Mier y Terán, se promulgan las Leyes del 6 de abril de 1830 que restringieron severamente la inmigración de estadounidenses a Texas.[52]

El 14 de febrero de 1831, Vicente Guerrero es fusilado por orden de Anastasio Bustamante.[53]

A principios de 1832, Antonio López de Santa Anna se pronunció en contra del gobierno de Bustamante. Se hace el pronunciamiento del Plan de Lerma que exigía la reinstauración del orden constitucional roto con la declaración de Vicente Guerrero como presidente de la república.[54]

El 14 de agosto, Melchor Múzquiz sustituyó a Bustamante que había salido a combatir a Santa Anna.[56]

En las elecciones presidenciales de 1833 resultó ganador Antonio López de Santa Anna,[57]​ pero deja en el poder al vicepresidente Valentín Gómez Farías quien asume el cargo el 1 de abril de 1833.

El gobierno de Gómez Farías dio inicio a una serie de reformas liberales profundas, hecho que no fue del agrado del bando conservador y la iglesia católica. Viendo esto, Santa Anna volvió a la ciudad de México, destituyó a Gómez Farías y dio marcha atrás a las reformas liberales.[58]​ Santa Anna alterno la presidencia con Gómez Farías cuatro veces hasta el 24 de abril de 1834.

Cuando Santa Anna dejó el poder nuevamente, el congreso designó el 28 de enero de 1835 como presidente interino a Miguel Barragán.[59]

El 2 de octubre estallo la Revolución de Texas con la Batalla de González.

Instauración del régimen centralista

Varias causas propiciaron la disolución de la federación. El país vivía un caos político desde 1829, existía una fuerte polarización política entre los defensores del régimen centralista y los defensores del federalista, agravada por las sublevaciones de varios estados. La fragilidad fiscal del Estado motivaba frecuentes problemas con el Ejército y con la burocracia federal.[61]

Presionado por la Iglesia Católica y varias facciones radicales que pugnaban por el regreso al orden, Santa Anna a través del Presidente Interino, opto por suprimir el régimen federal y emprender la formulación de una constitución centralista. En 1835, se estableció un Congreso Constituyente de mayoría conservadora que finalmente el 23 de octubre, expidió las Bases Constitucionales que dejaban sin efecto a la Constitución de 1824, con lo que se dio fin al sistema federal.[63]