Primera Guerra de Schleswig

Primera Guerra de Schleswig o Guerra pruso-danesa
Tropper 1849.jpg
Soldados daneses de retorno en Copenhague en 1849
FechaMarzo de 1848 - 1851
LugarDucado de Schleswig, Ducado de Holstein
ResultadoVictoria de Dinamarca
Beligerantes
Flag of the German Confederation (war).svg Confederación Germánica (liderada por War Ensign of Prussia (1816).svg Prusia)Flag of Denmark.svg Dinamarca
Bajas
1284 muertos, 4675 heridos2128 muertos, 5797 heridos

La primera guerra de Schleswig o primera guerra pruso-danesa fue un conflicto que enfrentó a la Confederación Germánica con Dinamarca entre el mes de marzo de 1848 hasta 1851. El armisticio de Malmoe, firmado el 26 de agosto de 1848, marcó un primer cese de las hostilidades. Pero la tregua fue rota por Dinamarca el 10 de julio de 1849. La paz definitiva se pactó en Berlín el 2 de julio de 1850. Un mes más tarde, se firmó el protocolo de Londres, que rehabilitaba las distinciones entre los ducados y Dinamarca. Un segundo protocolo se firmó en Londres en 1852, que acordaba la sucesión de los Ducados al reino de Dinamarca y garantizaba su autonomía.

Contexto

Mapa de las modificaciones territoriales.

Los ducados de Holstein, Sajonia-Lauenburgo y Schleswig eran tres feudos principalmente agrícolas, cuyo señor era el rey de Dinamarca. El Tratado de Ribe del siglo XV impedía su fusión, lo que, con el tiempo, llevó a que surgiesen ciertas disparidades entre ellos. Así, los dos primeros formaban parte de la Confederación Germánica, mientras que Schleswig, no. Las reglas de sucesión eran generalmente las mismas en los tres y en Dinamarca; sin embargo, en los ducados se aplicaba la ley sálica, que impedía el acceso al trono a las mujeres. En la década de 1840, el príncipe heredero danés, el futuro Federico VII, no tenía descendencia, y se presentaba como posible una separación de los ducados de la Corona de Dinamarca. Para evitarlo, el rey Cristián VIII estableció la carta abierta (en danés: Offen Brief) en 1846, que soslayaba la ley sálica para mantener los derechos de Dinamarca sobre estos territorios. Esto suponía la desposesión de la casa alemana de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Augustenburg, heredera de los ducados y suscitó un movimiento patriótico entre los nacionalistas alemanes.[1]

En efecto, desde la época napoleónica, el nacionalismo y el liberalismo estaban en auge en Europa. Los ducados no eran una excepción. Los conceptos de patria y de pueblo habían reemplazado a las lealtades dinásticas. Los privilegios y los soberanos por derecho divino eran ideas que los liberales rechazaban. En Schleswig, el alemán era entonces el idioma del derecho y de las clases privilegiadas. Los daneses no aceptaban esta situación, que era por tanto muy tensa.[2]

Other Languages