Primera División de España 1979-80

La temporada 1979/ 80 de la Primera División de España corresponde a la 49ª edición del campeonato. El torneo se disputó del 8 de septiembre de 1979 al 18 de mayo de 1980.

El Real Madrid se proclamó campeón por tercer año consecutivo, conquistando así el trofeo en propiedad.

Sistema de competición

La Primera División de España 1979/80 fue organizada por la Real Federación Española de Fútbol. Como en temporadas precedentes, tomaron parte dieciocho equipo de toda la geografía española, integrados en un grupo único. Siguiendo un sistema de liga, los 18 equipos se enfrentaron todos contra todos en dos ocasiones -una en campo propio y otra en campo contrario- sumando un total de 34 jornadas. El orden de los encuentros se decidió por sorteo antes de empezar la competición.

La clasificación final se estableció con arreglo a los puntos obtenidos en cada enfrentamiento, a razón de dos por partido ganado, uno por empatado y ninguno en caso de derrota. Los mecanismos para desempatar la clasificación, si al finalizar el campeonato dos equipos igualaban a puntos, fueron los siguientes:

  1. El que tuviera una mayor diferencia en el goal average o promedio de goles ( cociente entre goles a favor y en contra) en los enfrentamientos entre ambos.
  2. Si persiste el empate, el que tuviera el mayor goal average en todos los encuentros del campeonato.

Efectos de la clasificación

El equipo que más puntos sumó al final del campeonato fue proclamado campeón de liga y obtuvo el derecho automático a participar en la siguiente edición de la Copa de Europa.

Los tres mejores calificados, al margen de los clasificados para disputar la Copa de Europa (esto es, el campeón de Liga) y la Recopa de Europa (el campeón de la Copa del Rey), obtuvieron una plaza para participar en la Copa de la UEFA de la próxima temporada.

Por su parte, los tres últimos clasificados descendieron a Segunda División, de la que ascendieron, recíprocamente, tres equipos .

Desarrollo del campeonato

Real Madrid y Real Sociedad rivalizan por un campeonato que no se resuelve hasta la última jornada, cuando los blancos vencen al Athletic por 3-1 en el Bernabéu. El equipo donostiarra sorprendió a todos, pero al final le pudo la presión y acabó cediendo tras sumar siete jornadas como líder, pero la gloria de este equipo estaba por llegar.

Other Languages