Primera División de Argentina

Primera División de Argentina
Temporada o torneo actual Campeonato 2016-17
Logo Primera Division de Argentina.png
Datos generales
Deporte Fútbol
Nombre oficial Primera División
Primera temporada Campeonato 1891[4]
Última temporada Campeonato 2016
Organizador Asociación del Fútbol Argentino (AFA)
País Bandera de Argentina Argentina
Confederación Conmebol
Datos estadísticos
Campeón actual Lanús
Subcampeón actual San Lorenzo
Más campeonatos River Plate (36)[nota 2]
Más participaciones River Plate (109)[6]
Datos de competencia
Descenso a Primera B Nacional
Clasificación a Copa Libertadores de América
Copa Sudamericana
Otros datos
Socio de TV Fútbol Para Todos
Sitio web oficial

AFA

futbolparatodos.com.ar
[ editar datos en Wikidata]

El campeonato de Primera División del fútbol argentino es un torneo organizado por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y es la máxima categoría del sistema de campeonatos de dicho deporte en el país.

En el certamen actual participan treinta equipos, los que son presentados por clubes, asociaciones civiles sin fines de lucro, aunque desde el año 2000 puede darse la situación de que el equipo esté gerenciado por una empresa privada, en representación y con la aprobación del club respectivo.

Tras varios cambios de rumbo en cuanto al formato de la competencia, en agosto de 2016 dio comienzo el Campeonato de Primera División 2016-17, que se juega en una rueda de todos contra todos, donde se repite el esquema del desquite del enfrentamiento por parejas en una fecha extra, tal como ocurrió en las ediciones 2015 y 2016 -aunque, en el último caso, con los participantes divididos en dos zonas-. El torneo consagrará un campeón y tendrá 4 descensos, en contrapartida con los 2 ascensos que se producirán desde la Primera B Nacional, con la intención de ir reduciendo progresivamente el número de participantes.

El Campeonato de Primera División es uno de los mejores del mundo de acuerdo con la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol. En la última clasificación, la del año 2015, ocupa el cuarto puesto en el ranking anual de dicha institución,[7] que se elabora desde 1991. La Primera División de Argentina, a excepción de 1993, siempre estuvo entre las diez primeras. Su mejor ubicación en este ranking se dio en 2008, cuando logró el tercer lugar, siendo superada apenas por la Premier League de Inglaterra y por la Serie A de Italia. Actualmente, la Primera División de España, junto con el campeonato italiano y la Bundesliga de Alemania, ocupan los tres primeros escalafones del ranking.

Desde 1893, la liga argentina se ha disputado ininterrumpidamente, y es la única que ha permanecido durante 123 años años sin intervalos.[nota 4] Esto, sumado a que hubo tres temporadas de seis meses, que en varios ciclos se han otorga dos títulos por período e incluso tres en 1936 y en 2012-13, con 185 (54 en el amateurismo y 131 en el profesionalismo), es la liga que más campeones consagró en la historia del fútbol mundial.

Historia

Eras

La Primera División de Argentina reconoce dos etapas diferenciadas, conocidas respectivamente como era amateur o amateurismo y era profesional o profesionalismo. La primera etapa transcurrió desde 1891 a 1934, entre la fundación de la primera liga, llamada Argentine Association Football League, hasta la fusión de la Asociación Argentina de Football (Amateurs y Profesionales), nombre que había tomado la entidad oficial afiliada a FIFA, con la disidente Liga Argentina de Football, que ya había organizado previamente cuatro campeonatos, que dieron origen a la actividad profesional regularizada, a partir de 1931 hasta el presente.

De esa forma, los últimos cuatro torneos de la era amateur se superpusieron con los cuatro primeros del profesionalismo, en lo que fue una continuidad histórica, marcada por el blanqueo de la profesionalidad que exigía la práctica del deporte en su más alto nivel. No obstante ello, la Asociación reconoce una desigualdad de carácter organizativo entre las dos etapas, por lo que las diferencia en cuanto a su significación histórica y no las unifica, aunque reconoce la validez de los logros de los clubes en la etapa amateur.[8]

Amateurismo

Alumni ganó diez torneos en la Primera División de Argentina en la era amateur, incluyendo el obtenido por su predecesor Buenos Aires English High School Athletic Club.

El primer partido de fútbol jugado en Argentina se disputó el 20 de junio de 1867, en el Buenos Aires Cricket Club, limitándose su práctica durante un tiempo a los colegios ingleses. A partir del impulso dado por Alexander Watson Hutton, inmigrante escocés llegado en 1882, considerado el padre del fútbol argentino, la actividad comenzó a expandirse.

Medallas obtenidas por el equipo de St. Andrew's, en 1891, luego de vencer a Old Caledonians.

Fue así que la primera Argentine Association Football League se organizó en 1891, pero se disolvió al finalizar el año. Tras un paréntesis en 1892, el 21 de febrero de 1893 se fundó la definitiva Argentine Association Football League, presidida por el citado Alexander Watson Hutton. Ese mismo año organizó la disputa de un torneo en un marco que perdura desde entonces, siendo la segunda liga más antigua del mundo, fuera de las Islas Británicas, luego de los Países Bajos (1889), y precediendo a Bélgica (1896), Italia (1898) y Alemania (1903).

Esta entidad reconocida por la FIFA desde su afiliación en 1912, fue renombrada en febrero de 1903 como Argentine Football Association, en febrero de 1912 como Asociación Argentina de Football, en noviembre de 1926 como Asociación Amateurs Argentina de Football, y en junio de 1931 como Asociación Argentina de Football Amateurs y Profesionales. En noviembre de 1934, se fusionó con la disidente Liga Argentina de Football, constituyéndose la Asociación del Football Argentino, denominación que se castellanizó en 1946 para adoptar el nombre definitivo de Asociación del Fútbol Argentino. Además hubo tres asociaciones disidentes: la Federación Argentina de Football (1912-1914), la Asociación Amateurs de Football (1919-1926), y la mencionada Liga Argentina de Football (1931-1934). Cabe aclarar que estas entidades son también predecesoras de la Asociación del Fútbol Argentino.[9]

Aquel primer torneo de 1891 fue compartido. Luego de la disputa de las 8 fechas, Saint Andrew's y Old Caledonians terminaron en la primera posición con 13 puntos. La Asociación consagró como campeones a ambos equipos, pero los obligó a disputar un cotejo para determinar quién se llevaba las medallas conmemorativas, ya que había un solo juego.[2] Dicho partido fue ganado por Saint Andrew's, es por ello que algunos, incluida la propia AFA, dan a éste como único campeón del primer torneo del fútbol argentino.

Racing Club, heptacampeón del fútbol argentino en la década de 1910, récord aún vigente.

En los primeros años la liga estuvo dominada por equipos y jugadores británicos, con prevalencia de los escoceses. Este predominio continuó durante los años siguientes y declinó en la década de 1910, a partir de que la población criolla adoptó y dominó el juego. El Alumni, multicampeón de los primeros años del siglo XX se disolvió tras ganar el torneo de 1911, poniéndole fin a la dominancia británica del fútbol argentino, sin embargo muchos futbolistas de ese origen jugaron en Argentina hasta 1920 y muchos de sus descendientes también tuvieron oportunidad de disputar encuentros de la máxima categoría del fútbol argentino.

Huracán logró cuatro campeonatos en la década de 1920.

El fin de la era amateur llegó en 1931 con el advenimiento del profesionalismo a partir de la conformación de la Liga Argentina de Football, asociación disidente de la FIFA formada por los principales equipos, que organizó los primeros torneos profesionales. No obstante, la Asociación Argentina de Football (Amateurs y Profesionales) siguió disputando sus propios certámenes hasta 1934, año en que se fusionó con la Liga Argentina, para constituir la Asociación del Football Argentino, entidad única que pasó a regir la actividad a partir del Campeonato de Primera División de 1935.

Hacia su fin muchos de los mejores jugadores como Luis Monti, Renato Cesarini y Raimundo Orsi emigraron para jugar en las ligas profesionales de Europa, especialmente Italia.

Durante este período y hasta 1938, ya entrado el profesionalismo, en el campeonato de Primera División participaron exclusivamente clubes de la ciudad de Buenos Aires, el conurbano bonaerense y la ciudad de La Plata, con la excepción de Rosario Athletic Club en 1894, Lobos Athletic Club, en 1894, 1898 y 1899, y Reformer, de la localidad de Campana, entre 1905 y 1909. Esto ocurría porque la Asociación del Fútbol Argentino (y sus predecesoras), más allá de ser la entidad madre del deporte, organizó originalmente sus torneos en dicha zona metropolitana y los equipos del interior del país no estaban —y aún no están— afiliados de manera directa a ésta, por lo que competían únicamente en los campeonatos organizados por las respectivas ligas regionales.

Si bien los equipos rosarinos competían en las copas nacionales que organizaron la Asociación Argentina y las disidentes Federación Argentina y Asociación Amateurs, lo hacían como invitados y no participaban del torneo oficial regular de Primera División.

Profesionalismo

Formación de Independiente cuando obtuvo el Campeonato de 1948.

A fines de los años 20 la situación que vivían los torneos había desbordado a sus organizadores. Entre otros hechos la participación de hasta 36 equipos, hacía que los certámenes siguieran durante la época estival y concluyeran entrado el año siguiente, con el consecuente desinterés de los aficionados.

El 10 de abril de 1931 los futbolistas decidieron comenzar una huelga con el fin de que se reconociera su condición de profesionales y se regularizaran los traspasos entre equipos. Querían conseguir la libertad de contratación, ya que había un pacto entre los clubes para no fichar un futbolista sin consentimiento del club de origen, y blanquear su situación, ya que si bien muchos cobraban por jugar, no había reglas claras.

La Máquina fue una de las grandes delanteras que dio el fútbol argentino y una de las mejores en la historia del fútbol mundial.

Se decidió entonces realizar una reunión entre todos los clubes nucleados en la Asociación Amateurs Argentina de Football, para encontrar una solución. El representante del Racing Club propuso crear una rama profesional con los equipos de mayor convocatoria de Buenos Aires, su conurbano, La Plata y Rosario. Muchos no aceptaron la propuesta, ya que consideraron que la solución al conflicto debería ser para todos y no solo para un sector. Esto trajo como consecuencia una fractura, producida el 18 de mayo de 1931: 18 clubes, entre ellos los de mayor convocatoria, decidieron retirarse de esa Asociación, que era la entidad oficial. Atlanta, Argentinos Juniors, Boca Juniors, Chacarita Juniors, Estudiantes de La Plata, Ferro Carril Oeste, Gimnasia y Esgrima La Plata, Huracán, Independiente, Lanús, Platense, Quilmes, Racing Club, River Plate, San Lorenzo de Almagro, Talleres, Tigre y Vélez Sarsfield formaron la Liga Argentina de Football, blanqueando el profesionalismo. La otra entidad tomó el nombre de Asociación Argentina de Football (Amateurs y Profesionales), hasta que el 3 de noviembre de 1934 se fusionaron y dieron lugar a la creación de la Asociación del Football Argentino.

Con la creación de la liga profesional, los clubes del interior del país comenzaron a desear competir ellos también en el campeonato más importante, por lo cual comenzaron a afiliarse a la AFA, especialmente equipos del interior de la provincia de Buenos Aires y de las ciudades de Rosario y Santa Fe, de la misma provincia, durante las décadas de 1930, 1940 y 1950, pero que no llegó a generalizarse a todo el país. Así, en 1939, Rosario Central y Newell's Old Boys, solicitaron a la Asociación del Fútbol Argentino su incorporación al campeonato regular. La AFA, luego de intensas reuniones y deliberaciones, decidió otorgarles el permiso mediante el cual ambos clubes lograron formar parte del campeonato de ese año. Posteriormente, se permitió que Unión de Santa Fe participara de la Segunda División en 1940, llegando a la máxima categoría en 1967; Central Córdoba de Rosario se afilió en 1943 a Primera B, y logró el ascenso a Primera en 1958; Colón de Santa Fe se incorporó en 1948 -para disputar la Segunda División- y llegó a Primera en 1966; y Sarmiento de la ciudad de Junín fue admitido en 1952 en Primera B, y accedió a la división de elite en 1981.

Hasta 1966, el campeonato se disputó -excepto en 1934 y 1936- a dos vueltas en forma anual, en un año calendario. En dicho año el interventor de AFA, Valentín Suárez, determinó un cambio en la organización de los torneos, que estaba destinado a permitir que los equipos del interior del país compitieran en un campeonato de primera federal. El campeonato regular, a partir de allí denominado Metropolitano, fue categorizado al mismo nivel que los organizados por las asociaciones y ligas del resto del país, jugándose en la primera parte del año y clasificando equipos, al igual que los demás campeonatos, al Nacional, estructurado por puntos a una sola rueda, en sus primeras 3 ediciones, y luego como una copa, con grupos e instancias finales.

Equipo de Rosario Central campeón del Torneo Nacional 1971. Primer club del interior del país en lograr un título de Liga.

A partir de entonces, el fútbol se revolucionó, saliendo de cierta apatía que tenía en años anteriores. El cambio se evidenció en que equipos no acostumbrados al éxito desde el inicio del profesionalismo pudieron salir campeones: Estudiantes de La Plata en 1967, Vélez Sarsfield en 1968, Chacarita Juniors en 1969 y Huracán en 1973, a diferencia del período anterior en que sólo habían logrado consagrarse cinco equipos: Boca Juniors, Independiente, Racing Club, River Plate y San Lorenzo. Otro hito fue que equipos del interior lograran el campeonato: Rosario Central en 1971 y 1973, y Newell's Old Boys en 1974.

En 1980, el Torneo Metropolitano pasó a llamarse Campeonato de Primera División, aunque extraoficialmente se siguió nombrando como tal. Además a dicho certamen, se incorporó Talleres de la provincia de Córdoba, en virtud a la Resolución 1.309, promulgada el 15 de agosto de 1979.[10] La misma establecía, de manera retroactiva, que los clubes indirectamente afiliados a la AFA que clasificaran o hubieran clasificado a la ronda final en dos de tres torneos nacionales consecutivos, tenían derecho a participar en el certamen regular. Gracias a dicha norma otros dos equipos de la mencionada provincia fueron admitidos: Instituto en 1981 y Racing en 1982. En este último año, además se cambió el orden de los campeonatos, pasando el Nacional a jugarse en el primer semestre y el Metropolitano, al final del año.

El equipo de San Lorenzo campeón del Torneo Metropolitano 1968: Los Matadores.

Por consejo del entonces director técnico de la Selección Nacional, Carlos Salvador Bilardo,[ cita requerida] en 1985, tras la disputa del Nacional, la estructura cambió, se eliminó dicho certamen y se volvió al torneo anual único, desde la temporada 1985-86, pero esta vez en correspondencia con el calendario europeo; es decir, en dos semestres de años sucesivos. Para mantener la posibilidad de acceder a la máxima categoría a los equipos del interior, no afiliados directamente a la Asociación del Fútbol Argentino, se los incluyó en el sistema de ascensos y descensos, al crear el Nacional B como nueva segunda división.

A pesar de que la estructura permitió una participación cada vez mayor de equipos del interior del país (aun de ciudades medianas o pequeñas como Tres Arroyos o Rafaela), ningún equipo fuera del eje Buenos Aires- Rosario- La Plata ha logrado salir campeón.

En el ciclo 1990-91 las dos ruedas del certamen pasaron a ser torneos independientes, llamados respectivamente Apertura y Clausura, los cuales clasificaron dos ganadores que se enfrentaron en una final a dos partidos, alternando la localía, para determinar un único campeón. A partir del campeonato 1991-92, la final fue eliminada y cada torneo consagró al propio.

En el campeonato 2012-13, se disputó una final, a un único partido y en cancha neutral, entre los campeones de ambas ruedas, renombradas Torneo Inicial y Torneo Final, la que consagró al campeón del campeonato, otorgándose entonces tres títulos en la temporada. Consecuentemente, en julio de 2013, la AFA reconoció la validez, como conquista oficial, de las tres copas puestas en juego en el año 1936, convirtiéndolo, retroactivamente, en el único antecedente histórico de este sistema de disputa.[nota 5] En la temporada 2013-14, se disputó dicha final entre los campeones de ambos torneos, pero por el trofeo Copa Campeonato de Primera División.

En el segundo cuatrimestre de 2014 se inició una reforma, destinada, en principio, a recuperar los torneos jugados en un año calendario, pero con la inclusión de un mayor número de equipos. Por ese motivo se disputó un torneo de transición, a una sola rueda y sin descensos.

No obstante, a pesar de haberse decidido oficialmente que, a partir del Campeonato 2015, se cambiaría el modelo de dos torneos cortos, utilizando calendario europeo, a un solo concurso que transcurriría en el año calendario, aumentando el número de participantes a 30 equipos, en su reunión del 11 de noviembre de 2014, el Comité Ejecutivo de la Asociación propuso una revisión de lo actuado. Por ese motivo se produjo una controversia sobre el modo de disputa y el calendario de ese certamen,[13] El concurso se realizó en una ronda de todos contra todos, con el agregado de un partido según los emparejamientos de los equipos realizados por la Asociación, basado, en la mayoría de los casos, en las rivalidades clásicas.

Posteriormente, en un nuevo cambio de rumbo, el Comité Ejecutivo de la Asociación decidió acoplar nuevamente las competiciones oficiales del fútbol argentino al calendario del hemisferio norte, con el fin de que queden coordinados los mercados de pases, además de acordarse que en las futuras temporadas se disminuya progresivamente la cantidad de participantes.[14] Para ello, en la primera parte del año 2016 se realizó un nuevo torneo de transición, con un formato de contingencia, con los 30 equipos divididos en dos zonas, y los ubicados en los dos primeros lugares disputaron, respectivamente, el título de campeón y el tercer puesto. Esto se realizó con el fin de volver a la disputa de concursos anuales, desarrollados entre el último semestre de un año y el primero del siguiente.

Other Languages