Primer Imperio Mexicano

Imperio Mexicano
Primer Imperio Mexicano

Bandera de la Nueva España.svg

1821-1823

Bandera de la Primera República Federal de los Estados Unidos Mexicanos.svg
Flag of the United Provinces of Central America.svg

BanderaEscudo
BanderaEscudo
Lema nacional: Religión, Independencia, Unión.
Ubicación de
El imperio en 1821.
CapitalCiudad de México
Idioma principalEspañol
Otros idiomasLenguas indígenas de México
ReligiónCatólica
GobiernoMonarquía Constitucional
Emperador
 • 1821-1823Agustín I
Período históricoImperio español
 • Independencia de México27 de septiembre de 1821
 • Plan de Casa Mata19 de marzo de 1823
Superficie
 • 18214 925 283 km²
Población
 • 1821[1]est.6 500 000 
MonedaPeso Imperial Mexicano
Gentilicio: Mexicano (na)
Escudo del Primer Imperio Mexicano (1821-1823)[2]​ y de la Regencia del Segundo Imperio Mexicano (1863-1864). Óleo sobre tela, Siglo XIX, Anónimo, INAH

El Imperio Mexicano fue un estado que nació como resultado del movimiento independentista de Nueva España. Su periodo histórico comprende desde la firma de los Tratados de Córdoba en 1821 hasta la proclamación del Plan de Casa Mata y la instauración de la República Federal en 1823. México fue la única nación que adoptó un régimen monárquico después de su independencia de España.

Su territorio correspondió al antiguo virreinato de Nueva España, con excepción de las capitanías generales de Cuba, Santo Domingo y Filipinas. Las provincias del antiguo Reino de Guatemala, militarmente reunidas bajo la Capitanía General de Guatemala, se anexaron después al Imperio mexicano.[3]

En 1863 se estableció un Segundo Imperio Mexicano, el cual no tiene relación directa con el establecido en 1821.

Antecedentes

Morelos en una pintura de 1865.

La Guerra de independencia de México duró once años y distaba mucho de ser un movimiento homogéneo. Su propósito inicial era apoyar el regreso de Fernando VII como rey de España contra la invasión francesa, aunque después José María Morelos y Pavón y el resto de los caudillos insurgentes tomaron como causa la independencia total de Nueva España. La reacción española sofocó el ímpetu bélico de los primeros años. Después de la ejecución de Morelos, los insurgentes resistieron como guerrillas confinadas en pequeños territorios. Agustín de Iturbide se convirtió en el representante de una élite que vio amenazados sus intereses con la adopción de la Constitución de Cádiz. En vista de ello, decidieron pactar con los insurgentes y apoyar la separación de Nueva España.

Agustín de Iturbide retrato del siglo XIX, tomado del libro: Guadalupe Jiménez Codinach, México. Su tiempo de nacer. 1750-1821.

En la ciudad de Córdoba[4]​ se reunieron Agustín de Iturbide, jefe del Ejército Trigarante, y el último virrey que recién llegaba de España, Juan O´Donojú. Se encontraron para firmar la independencia del virreinato. El 24 de agosto de 1821, ambos personajes se reunieron en el Portal de Zevallos y firmaron los puntos denominados Tratados de Córdoba, en los que se reconocía la independencia y la soberanía del territorio que antes representaba la Nueva España. La frase célebre de aquel encuentro es Supuesta la buena fe y armonía con la que nos conducimos en este negocio; creo que será muy fácil cosa que desatemos el nudo sin romperlo, dicha por Agustín de Iturbide.

Después de consumarse la independencia de México por medio del Plan de las Tres Garantías, la forma acordada de la organización de la naciente nación sería una monarquía constitucional, por lo que se funda el así llamado Imperio Mexicano, a la cabeza del cual queda el General Agustín de Iturbide. Agustín de Iturbide fue elegido unánimemente Presidente de la Junta y luego Presidente de la Regencia del Imperio, pero por ser incompatible con el mando del ejército, y considerándose que debía conservar este último, se le nombró Generalísimo de las armas del imperio de mar y tierra. Después de la entrada del Ejército Trigarante, se disolvió el gobierno virreinal, y las fortalezas de Acapulco y Perote expresaron su rendición.

El previo virreinato de Nueva España pasó a ser una monarquía constitucional moderada llamada Imperio Mexicano. El Plan de Iguala, proclamado por Don Agustín de Iturbide amparaba tres garantías: la independencia de México, la conservación de la religión católica, y la unión de todos los habitantes de la Nueva España, refiriéndose a los mexicanos y españoles (después históricamente aplicado a los pueblos indígenas). El plan no cambiaba la situación social del país, solo la política, dando más poder a los criollos y a los mexicanos, pero invitaban a un monarca europeo a tomar el trono del Imperio Mexicano. Ningún monarca lo haría, para evitar conflictos con España quien no reconocía la independencia de sus ex colonias americanas. Por eso Agustín de Iturbide fue proclamado emperador de México.

Other Languages
Bahasa Indonesia: Kekaisaran Meksiko Pertama
къарачай-малкъар: Биринчи Мексикан империя
Bahasa Melayu: Empayar Mexico Pertama
Simple English: First Mexican Empire