Priego de Córdoba

Para el municipio conquense, véase Priego
Priego de Córdoba
Municipio de España
Escudo de Priego de Córdoba (Córdoba).svg

Priego de Córdoba ubicada en España
Priego de Córdoba
Priego de Córdoba
Ubicación de Priego de Córdoba en España.
Priego de Córdoba ubicada en Provincia de Córdoba (España)
Priego de Córdoba
Priego de Córdoba
Ubicación de Priego de Córdoba en la provincia de Córdoba.
País Flag of Spain.svg  España
•  Com. autónoma Flag of Andalucía.svg  Andalucía
•  Provincia Provincia de Córdoba - Bandera.svg  Córdoba
•  Comarca Subbética cordobesa
•  Partido judicial Priego de Córdoba
Ubicación 37°26′18″N 4°11′53″O / 37.4384292, 37°26′18″N 4°11′53″O / -4.1980422
•  Altitud 652 msnm
•  Distancia 103 km a Córdoba
Superficie 288,27 km²
Núcleos de
población
Camponubes
Concepción, La
Cañuelo, El
Castellar, El
Castil de Campos
Esparragal, El
Lagunillas, Las
Priego
Zagrilla
Zamoranos
Genilla
Azores
Higueras, Las
Navas, Las
Poyata, La
Tarajal, El
Fuente Alhama
Poleo, El
Solvito, El
Salado, El
Población 22936 hab. (2015)
•  Densidad 80,17 hab./km²
Gentilicio Prieguense
Código postal 14800
Alcaldesa María Luisa Ceballos ( PP)
Patrón San Nicasio[1]
Sitio web aytopriegodecordoba.es
[ editar datos en Wikidata]

Priego de Córdoba es un municipio de la provincia de Córdoba, comunidad autónoma de Andalucía, España.

Fuente de Agua en el Adarve

Cabeza de partido judicial en la que se levantan 8 aldeas y 17 diseminados,[2] pertenece a la comarca de la Mancomunidad de la Subbética, que se encuentra ubicada en la subbética andaluza y es integrante de la Ruta del Califato.

Priego de Córdoba es llamada "Ciudad del agua" por la multitud de manantiales que brotan en su entorno y "Joya del Barroco Cordobés" por el número de construcciones de estilo barroco que posee.

Vista de Priego de Córdoba desde la lejanía de un bidón

Historia

Prehistoria y época romana

Las primeras referencias sobre Priego de Córdoba datan del periodo "Musteriense" ( Paleolítico Medio, 40.000-33.000 a. C.), que se consolidan dadas las evidencias que se han encontrado, como los numerosos hallazgos históricos encontrados y presentes en los museos municipales, y que culminaron con el proceso de ocupación por parte del Imperio romano entre el siglo III a. C. y el siglo V d. C., en medida debido a la excepcional situación geográfica de la que disfruta como punto clave y que debido a los hallazgos encontrados se confirma como "pagus", o subdivisión territorial, del municipio latino de Ipolcobulcula (actual Carcabuey), dedicado a la explotación agropecuaria del entorno.

Época musulmana

Denominada "Medina Bahiga" durante el periodo del Califato de Córdoba,[3] Priego de Córdoba fue capital de una de las coras del territorio de al-Ándalus, mientras se desarrollaba el periodo de ocupación musulmán en la Península Ibérica a mediados del Siglo IX.

Participando en las campañas del emir Muhámmad I sobre el año 863, en las que intervinieron un gran número de los lugareños, desempeñó un importarte papel en las guerrillas que se mantuvieron dentro del seno del emirato cordobés por su control entre Omar ben Hafsún, Saíd ben Mastana y Banu Matruh, convirtiéndose en 889 como centro de operaciones de Ibn Mastana, seguidor de Omar Ben Hafsún y uno de los más importantes cabecillas insurrectos, que se autotituló "Señor de Priego y Luque", época en la que Priego de Córdoba vivió cierta prosperidad.

Al desaparecer el Califato de Córdoba pasó a formar parte inicialmente del Reino Zirí de Granada, pasando después a formar parte del Reino Nazarí y acabando en 1090 siendo ocupada por los Almorávides, los cuales fueron sustituidos posteriormente por los Almohades a mediados del Siglo XII.

Época de la Conquista Cristiana

Mientras se producían disputas y luchas internas en pleno seno del Emirato de Córdoba, el rey Fernando III aprovechó para tomar la localidad en el año 1225,[3] que posteriormente donó a la Orden de Calatrava para su protección y defensa como punto estratégico en el desarrollo de la Reconquista cristiana.

Concesión frustrada, pues Priego volvió a integrar parte del Reino Nazarí de Granada hasta su conquista definitiva por parte de Alfonso XI en 1341, que reconstruyó la muralla del castillo y fomentó la repoblación mediante la concesión de ciertos tributos acabando a formar parte de la "Casa de Aguilar" mediante la intervención de su señor Gonzalo Fernández de Córdoba y que fue concedido a su descendiente Pedro Fernández de Córdoba y Pacheco por los Reyes Católicos en 1501, pasando a ser titular del Marquesado de Priego.

Siglo XVI hasta siglo XIX

Siendo nombrado en 1501 como primer marqués de Priego a Pedro Fernández de Córdoba y Pacheco por los Reyes Católicos, primogénito de la Casa de Aguilar, se produjo una época de gran progreso y avance con la construcción de la Casa del Cabildo, la cárcel, el Pósito, las Carnicerías y la iglesia de San Esteban, hoy conocida como "San Francis­co". mientras se mantenían pleitos en defensa de sus fueros y privilegios.

En el siglo XVII, debido la imposición del impuesto de las alcabalas, Priego sufrió un empeoramiento de la situación económica, llegando a un acuerdo en 1617 con Felipe III, y que posteriormente ratificó Felipe IV, para la compra de las alcabalas por parte de la villa. En este siglo se fundó el "Hospital de la Caridad", situado en la Puerta Granada, y se sufrieron varias epidemias de peste en 1650 y 1680.

Durante el siglo XVIII, con la expulsión de los moriscos del barrio de la "Puerta Granada", se vuelve a vivir otra época próspera, llegando a ascender su población a más de 3000 personas, convirtiéndose en uno de los centros más importantes de industria de la seda, vendiendo "El tafetán" y "El terciopelo" en Sevilla, Málaga, Navarra, Portugal, Francia e Indias. En 1705 la villa toma parte en la Guerra de Sucesión y defensa de Gibraltar, pasando en 1711 a depender del Ducado de Medinaceli.[4]

El Barroco toma importancia en este siglo, debido al influjo de la escuela de artistas, creada por el arquitecto Francisco Hurtado Izquierdo. A finales de este siglo, la riqueza menguó, perdiéndose casi en su totalidad debido, en gran medida, al deterioro de la producción de la morera, a los impuestos y a la presión competitiva de los tejidos de algodón ingleses y catalanes.

A pesar de la crisis iniciada a finales del siglo XVIII, durante principios del siglo XIX se produce un aumento de la población, llegando a los 27 000 habitantes gracias al desarrollo industrial en el sector textil, de la producción agrícola y adhesión a la monarquía constitucional que le permite obtener el título de ciudad por el rey Alfonso XII en 1881, a pesar de la desaparición de los gremios locales y la turbulenta situación política existente, entre la Guerra de la Independencia Española y las luchas entre liberales y conservadores.[3]

Siglo XX

Inicio del siglo XX

Fábrica de Don Julio Matilla en las Angosturas, con sus casas para los trabajadores e iglesia, luego de celebrar un año la Romería de la Virgen de la Cabeza, pero debido a que hubo un ahogado en la piscina ya no se volvió a celebrar más.

A principios del siglo XX existían más de cuarenta molinos[5] siendo uno de los principales motores de la economía de la zona.

En la década de los veinte se produce un aumento importante en la industria textil que mengua en la década de los setenta y que produce la re-conversión en industrias de la confección.

Guerra civil

[7] se unió también el entonces alcalde Francisco Adame Hernández, propietario y nicetista, junto a todo a todos los nicetistas de Priego de Córdoba, resultando una transición tranquila puesto que no se produjo ninguna oposición, ni un menor gesto por parte de la oposición obrera, no habiendo presentado combatividad alguna por parte de las organizaciones obreras de Priego y su zona.

La unanimidad entre Guardia Civil y Ayuntamiento se mostró tan sólida que el alcalde, antes republicano, siguió en sus funciones normalmente, y no se pensó que fuera necesario incautarse del Ayuntamiento, destituyendo la Corporación, como había ordenado Cascajo a todos los puestos de la Guardia Civil.[6]

El 22 de julio,[6] con la llegada a la ciudad de José Tomás Valverde Castilla, tradicionalista de Renovación española y conspirador en la capital a las órdenes de Calvo Sotelo y de José Cruz Conde procedió a purgar el consistorio debido a la educación republicana del alcalde, a pesar de que su adhesión a la sublevación era sincera.

El 3 de agosto[6] Valverde volvió a Priego de Córdoba, ahora con un programa más preciso para la reorganización política de la ciudad. Tres eran los objetivos de este viaje: destituir el Ayuntamiento, armar convenientemente al vecindario adicto y presentar al nuevo comandante militar de la plaza, teniente Roldán Écija. Finalmente se procedió a organizar a los paisanos armados en unidades de infantería y caballería. Estas columnas se extendieron por todos los pueblos de los alrededores, con lo que la sublevación quedó consolidada en todo el cacicato.

El 10 de agosto[6] guardias civiles y falangistas con armamento enviado de Sevilla, al mando del teniente Roldán Écija, que fue nombrado por Cascajo comandante militar de la plaza, se ocuparon de consolidar la ocupación de los pueblos de alrededor como Fuente Tójar, Alcalá la Real, Algarinejo, Luque, Lojilla (Granada), ocupando el 20 de agosto la aldea de El Higueral.

Campesinos inocentes y ajenos a todo comenzaron a ser fusilados desde el mes de agosto. En el Registro Civil aparecen 19 víctimas.[6] Se fusiló en los alrededores de Priego y en las carreteras próximas, contándose entre las víctimas numerosos campesinos de las aldeas y que no constan inscritos, ni tampoco otros fusilados de pueblos próximos que acabaron sus días en la cárcel de Priego, no constando víctimas de derechas.

Véase también:

Finales de siglo

Una vez vuelta la democracia tras la Guerra Civil Española, Priego de Córdoba trata de reestructurarse tras perder su industria textil en pos de Cataluña, volcándose en la labor de producción de aceite como valor y máximo exponente en su vuelta al Sector primario e industria de Medio rural.

Siglo XXI

Primera década

Actualidad

Other Languages