Preso político

Un preso político o prisionero político es cualquier persona física a la que se mantenga en la cárcel o detenida de otro modo, por ejemplo bajo arresto, sin haber cometido un delito tipificado sino porque sus ideas supongan un desafío o una amenaza para el sistema político establecido, sea este de la naturaleza que sea.

Se distingue del preso de conciencia, que se caracteriza por el no empleo ni propugnación de la violencia.

Definición

Según la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, un preso político debe considerarse como tal únicamente si[1]​:

  1. La detención ha sido efectuado violando alguna de las garantías fundamentales establecidas en el Convenio Europeo de Derechos Humanos o cualquiera de sus protocolos. En particular, libertad de pensamiento, conciencia, religión, libertad de expresión o información, libertad de reunión o asociación.
  2. La detención ha sido impuesta por razones puramente políticas sin conexión con ningún delito tipificado.
  3. Por motivos políticos, la duración de la detención o sus condiciones son claramente desproporcionadas con respecto al delito del que se ha declarado culpable o se sospecha que fue cometido.
  4. Por motivos políticos, el sujeto es detenido de manera discriminatoria en comparación con otras personas
  5. La detención es el resultado de procedimientos que fueron claramente ilegales y esto pudiese estar relacionado con los motivos políticos de las autoridades.
Other Languages