Presidente del Senado de España

Presidente del Senado
Escudo del Senado de España.svg
Escudo del Senado
Manuel Cruz 2013 (cropped).jpg
Titular
Manuel Cruz
Desde el 21 de mayo de 2019

TratamientoExcelentísimo señor
Designado porSenado de España
DuraciónCuatro años, sin límite de mandatos
Primer titularFrancisco Javier Castaños
Creación17 de julio de 1834 (185 años)
Salario177.135 (2017)[1]
SuplenteVicepresidente primero del Senado
Sitio webwww.senado.es

El presidente del Senado de España es la máxima autoridad y representante del Senado, la cámara alta de las Cortes Generales. Es elegido de entre los senadores. Es la cuarta autoridad del Reino de España, por detrás del rey, el presidente del Gobierno y el presidente del Congreso de los Diputados.

Si bien comparte la representación de las Cortes Generales con el presidente del Congreso, la preponderancia constitucional que se otorga a éste debido a la asimetría del bicameralismo español, permite al presidente del Congreso asumir el liderazgo de las Cortes, quedando el presidente del Senado en un segundo plano.

El titular de este cargo es, desde el 21 de mayo de 2019, Manuel Cruz.

Historia

El desdoblamiento de las Cortes de la monarquía española en dos cámaras se llevó a cabo inicialmente por el Estatuto Real de 1834, el cual contemplaba la existencia del llamado Estamento de Próceres junto al Estamento de Procuradores. El Estatuto Real fue derogado por una sublevación que restableció la vigencia de la Constitución de 1812, en la cual no se contemplaba sino una única cámara. La Constitución de 1837 restauró el sistema bicameral, al crear dos cuerpos colegisladores con el nombre de Congreso de los Diputados y Senado.

El Senado ha perdurado hasta nuestros días como segunda cámara del Parlamento español, aunque su composición y facultades hayan variado de acuerdo con lo dispuesto en las sucesivas constituciones. Entre 1923 y 1977 no existió Senado en España, porque desde el golpe de estado del general Primo de Rivera las Cortes quedaron suspendidas, y lo mismo en la II República como durante la Dictadura de Francisco Franco las Cortes españolas estuvieron formadas por una única cámara.

El Senado, aun sin haber desaparecido legalmente, dejó de funcionar asimismo durante los períodos 1873-1876 y 1923-1931, en los que la Constitución política de la monarquía española estuvo suspendida a raíz de la proclamación de la I República y de la Dictadura de Primo de Rivera, respectivamente.

El Senado fue reintroducido por la Ley para la Reforma Política de 1977,[2]​ y se conserva en la vigente Constitución española de 1978.