Presidente del Ecuador

Presidente de la
República del Ecuador
National Standard of Ecuador.svg
Estandarte presidencial del Ecuador
Correafoto oficial.png
Titular
Rafael Correa Delgado
Desde el 15 de enero de 2007

Tratamiento Señor Presidente
Residencia Palacio de Carondelet ( Quito)
Duración 4 años, con derecho a reelección indefinidamente.
Primer titular Juan José Flores
Creación 22 de septiembre de 1830
Sitio web Presidencia de la República del Ecuador
[ editar datos en Wikidata]

El Presidente de la República del Ecuador es el jefe de Estado y jefe de Gobierno del país andino. El cargo es ejercido actualmente por Rafael Correa Delgado. Es el jefe de la Función Ejecutiva, siendo asistido por un Vicepresidente y un equipo de colaboradores agrupados en el Gabinete de Ministros. Su lema es "Mi Poder en la Constitución", frase que aparece desde 1830 en la Banda Presidencial. El Presidente del Ecuador es comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas.

El Presidente como jefe de gobierno tiene la capacidad de escoger a su voluntad el gabinete ministerial. El Gabinete de Ministros se integra por funcionarios públicos con el rango de autoridades públicas, bajo las denominaciones de Ministro, Secretario, Ministro de Coordinación y Secretario Nacional. Además, los funcionarios de los organismos de control (designados por el Consejo Nacional de Participación Ciudadana y Control Social) forman parte del Gabinete Ampliado del Estado. Los ministros reciben protección policial constante.

El Presidente ejerce un período de 4 años. Entre 1906 y 1967, el mandato iniciaba el 1 de septiembre. Entre 1979 y 1998, el mandato presidencial iniciaba los días 10 de agosto, aniversario del Primer Grito de la Independencia, dado en Quito en 1809. Desde 1998, los Presidentes elegidos en las urnas asumían el cargo el día 15 de enero. En 2009 se asume de manera ocasional el 10 de agosto dado que la Constitución 2008 establece como fecha de posesión el 24 de mayo, aniversario de la Batalla del Pichincha.

Historia

Banda Presidencial de Rafael Correa

Juan José Flores fue el primer presidente del Ecuador, al declarar la separación del Estado de Ecuador de la Gran Colombia, manteniendo la estructura de gobierno presidencialista de este, la cuál se ha mantenido hasta el día de hoy. Entre 1830 y 1869, el cargo de Presidente de la República fue elegido de manera indirecta, es decir, a través del Legislativo. Los primeros presidentes fueron en su mayoría electos a través de Asambleas Constituyentes, tradición en la política ecuatoriana la cuál se mantuvo hasta 1967, siendo Otto Arosemena el último presidente constitucional electo a través de Asamblea Constituyente. Esta es una de las razones por la que el Ecuador ha tenido 20 Constituciones desde su fundación, siendo muchas creadas con la intención de legitimar el gobierno de un Presidente. Desde 1869, el Presidente surge del voto de la población, sin embargo, debe tenerse en cuenta que durante el siglo XIX, Ecuador vivía una democracia censitaria: solo votaban los varones con renta suficiente y oficio decente, siendo Francisco Robles el primer presidente electo por votación directa.[1]

Entre 1906 y 1945, durante la Revolución Liberal, las elecciones se realizaban de manera generalmente fraudulenta, por ello se estima al año 1946 como el inicio de la democracia en Ecuador, con la elección de Galo Plaza Lasso. Entre 1906 y 1947, no había el cargo de Vicepresidente. Entre 1947 y 1970, el Presidente y el Vicepresidente se elegían por separado. Desde 1979, el Presidente y Vicepresidente son elegidos en sufragio directo en una misma papeleta. Desde 1998, también puede ganar un candidato que obtenga más del 40% de votos, siempre que tenga una diferencia de al menos 10% sobre el segundo candidato. Todos estos porcentajes se calculan sobre el total de votos válidos (es decir, sin contar votos nulos y en blanco).[2]

La historia del Ecuador ha estado llena de inestabilidad, usualmente centrada en la figura del presidente de la república, motivo por el cuál se ha denominado a la cultura política del Ecuador como tradicionalmente caudillista. Durante el siglo XIX, el país se despedazó en dos ocasiones luego del derrocamiento de los presidentes Francisco Robles e Ignacio de Veintemilla, existiendo gobiernos regionales que buscaban acceder el poder nacional. Hasta 1947, la mayoría de los presidentes constitucionales de la república llegaban al poder mediante golpes de estado, ejerciendo dictaduras que serían legitimadas mediante la implementación de nuevas constituciones, por lo que la gobernabilidad y estabilidad de los presidentes ha sido usualmente débil, motivo por el cuál han habido muchos presidentes encargados e interinos. Hubo dos dictaduras militares en el país, entre 1963 y 1966; y entre 1972 y 1979, año en el que se retornó a la democracia con la elección de Jaime Roldós Aguilera. Desde el año 1996 al 2003, 3 presidentes constitucionales fueron derrocados ( Abdalá Bucaram, Jamil Mahuad y Lucio Gutiérrez. El gobierno de Rafael Correa ha sido el más estable en la historia nacional, al poder mantenerse en el poder constitucionalmente sin interrupciones durante 9 años.[3]

Símbolos y Honores

Fachada del Palacio de Carondelet

Desde la fundación de la República hasta la Revolución liberal, el presidente recibía el tratamiento de Su Excelencia. A partir del Gobierno de Eloy Alfaro se le trata como Señor Presidente. En ceremonias protocolares, se usa el vocativo de "excelentísimo señor presidente constitucional de la República" y "su excelencia".

La sede y residencia oficial del Presidente del Ecuador es el Palacio de Gobierno de Quito, o Palacio de Carondelet. Los Granaderos de Tarqui son un grupo especial del Ejército Ecuatoriano que ejercen como los Escoltas Oficiales de la Presidencia de la República, resguardando la entrada del Palacio de Carondelet. En el momento de su investidura el presidente recibe las distintas condecoraciones y símbolos que representan su autoridad y legitimidad como jefe de estado y Presidente Constitucional. El símbolo oficial más representativo de la Presidencia es la Banda Presidencial de Ecuador, la condecoración civil más alta de la república, exclusiva para los Presidentes Constitucionales, siendo usada desde la fundación de la república por Juan José Flores, confeccionándose una nueva cuando se elige a un nuevo presidente. Tiene los colores de la bandera ecuatoriana con el escudo nacional en el centro, por lo que el diseño ha variado según el escudo y la bandera de cada época, teniendo siempre el lema "Mi Poder en la Constitución." Los dictadores que asumieron la jefatura del estado de forma de facto, no recibieron ninguna de las condecoraciones ni símbolos de los presidentes. Guillermo Rodríguez Lara utilizó una banda presidencial sin el lema oficial.

Otra condecoración oficial es el Gran Collar de la Orden de San Lorenzo, la cuál fue reinstaurada durante la presidencia de Camilo Ponce Enríquez, que lo convierte automáticamente en Gran Maestre de la misma una vez que asume la presidencia,[6]

Aunque no se ha oficializado, durante la actual administración de Rafael Correa se ha usado como marcha presidencial la "Canción Patria", o Himno del Centenario de la República, compuesta en 1930.[8]

Cuando un jefe de Estado ecuatoriano fallece, el protocolo elaborado por el Ministerio de Relaciones Exteriores dicta que deben decretarse ocho días de luto nacional, con las banderas de todos los edificios públicos y privados izadas a media asta, se le rendirán honores militares de acuerdo al ceremonial de las Fuerzas Armadas y se abrirán libros de condolencias en todas las embajadas y consulados de Ecuador en el exterior.[9]

Other Languages