Presidencia alemana del Consejo de la Unión Europea 2007

Frank-Walter Steinmeier
-Ministro Federal de Relaciones Exteriores
-Presidente del Consejo de la Unión Europea, 1.er.Sem. de 2007

La Presidencia alemana del Consejo de la Unión Europea en el primer semestre de 2007, está enmarcada dentro del sistema de administración rotativa de dicha institución.

Como es habitual aunque el jefe de gobierno de Alemania es Angela Merkel, será Frank-Walter Steinmeier el Ministro Federal de Relaciones Exteriores quien oficie como Presidente de la Unión Europea.

Es la décimo segunda ocasión que Alemania asume la Presidencia desde que se iniciara este proceso en 1958. La vez anterior fue durante el primer semestre de 1999 bajo la presidencia de Joschka Fischer en el gobierno de Gerhard Schröder.

Realizaciones

Protección del medio ambiente

Energía eólica en Sajonia-Anhalt.

Los países de la Unión Europea en su conjunto, constituyen la principal potencia mundial en lo que al desarrollo y aplicación de energías renovables se refiere. La promoción de las energías renovables tiene un papel muy importante, tanto en lo que se refiere a reducir la dependencia exterior de la UE en su abastecimiento energético, como en las acciones que deben adoptarse en relación con la lucha frente al cambio climático. Sin embargo Alemania es el único miembro de la UE que está en camino de alcanzar los objetivos establecidos en el Protocolo de Kioto sobre el cambio climático que terminará en 2012.

El Consejo Europeo de marzo de 2007 en Bruselas aprobó un plan energético obligatorio que incluye un recorte del 20% de sus emisiones de dióxido de carbono antes del año 2020 y consumir más energías renovables para que representen el 20% del consumo total de la UE (contra el 7% en 2006).[1] El acuerdo reconoció indirectamente el papel de la energía nuclear en la reducción de la emisión de gas de efecto invernadero, correspondiendo a cada Estado miembro decidir si recurrirá o no a esta tecnología.

Por otra parte se estableció el compromiso de lograr una cuota mínima de un 10% de biocombustibles en el consumo total de gasolina y gasóleo de transporte en 2020.

El futuro reparto del esfuerzo de ese porcentaje del 20% tendrá en cuenta las especificidades energéticas de cada estado. Además, la UE se compromete a llegar hasta un 30% en la reducción de gases de efecto invernadero en caso de compromiso internacional que involucre tanto a otras potencias como a los nuevos países industrializados.

Ministerio Federal de Relaciones Exteriores.

Reforma institucional

Cancillería.

Se pretendía que el Tratado por el que se establece una Constitución para Europa entrase en vigor el 11 de noviembre de 2006, después de que fuera ratificado por los estados miembros, pero ante la victoria del "no" en Francia y Países Bajos, la cumbre del CUE del 15 y 16 de junio de 2006 tomó nuevas resoluciones.

Se estableció que durante la presidencia a cargo de Alemania se elaborará una propuesta que fue aprobada el 23 de junio de ese año bajo el nombre de Tratado de reforma.

Alemania asumió el papel de 'mediador' entre los distintos estados miembros de la Unión Europea, para impulsar la reforma institucional, manteniendo los elementos políticos sustanciales del proyecto constitucional.

El proceso recibirá su impulso definitivo durante la presidencia francesa del CUE en el segundo semestre de 2008, a la espera de poder aplicar las conclusiones en 2009, coincidiendo con la nueva formación del Parlamento y la Comisión.

Acción exterior

El consejo alcanzó un acuerdo respecto al puesto, papel y poderes del futuro representante de Política exterior de la UE.

Se estableció que el jefe de Política Exterior se llamará Alto Representante de la Unión Europea y será también vicepresidente de la Comisión Europea. Combinará los puestos ostentados por el representante de Política Exterior y el comisario de Relaciones exteriores, que controla el presupuesto de ayuda de la Comisión y al personal de esta área.[3]

Política energética

Reunión de los ministros de Exteriores de la UE en Bremen[4]

La seguridad en un 'abastecimiento energético, ecológico y seguro para Europa' es otra de las prioridades.

Desde enero de 2007, la Unión Europea y Rusia negocian la firma del nuevo acuerdo ampliado de cooperación en la materia.[5]

La red transeouropea de energía se encuentra ligada de manera preponderante al suministro de Gas natural procedente de yacimientos rusos, donde la alemana Ruhrgas AG es la única firma occidental que posee una participación en OAO Gazprom, el gigante ruso de este hidrocarburo.

En años recientes Rusia ha suministrado el 30% de gas natural y el 18% de las importaciones petroleras de la Unión. El país abastece de gas natural a Alemania, la mayor economía de Europa, satisfaciendo el 40% de sus necesidades y proveyendo hasta el 90% de la energía en algunos de los nuevos estados miembros de la UE, ex satélites de la URSS.

Por otra parte Alemania busca que los países de Asia Central sean claves en la política energética de la Unión.

Other Languages