Premio Nacional de Historia de Chile

El Premio Nacional de Historia se instauró en Chile en el año 1974 para la difusión y reconocimiento de las personas que hayan hecho grandes aportes a la historiografía nacional. Forma parte de los Premios Nacionales de Chile.[1]

Se concede el galardón cada dos años, recibiendo el premiado una suma de dinero, en la actualidad son $13.186.565 entregados por una sola vez, y una pensión vitalicia equivalente a 20 UTM.

La gran mayoría de los galardonados son gente que ha dedicado su vida a la docencia y a la investigación, siendo los casos más conocidos los de Mario Góngora, Rolando Mellafe Rojas y Sergio Villalobos, aunque también se le ha entregado a gente que no son historiadores en el sentido tradicional, como el ingeniero agrónomo Juan Luis Espejo y el jurista Fernando Campos Harriet.

Other Languages