Prehistoria

La prehistoria (del latín præ-, «antes de», y de historia, «historia», este último es un préstamo del griego ιστορία, «historia, investigación, noticia») es, según la definición clásica, el período de tiempo transcurrido desde la aparición de los primeros homininos, antecesores del Homo sapiens, hasta que tenemos constancia de la existencia de documentos escritos, algo que ocurrió en primer lugar en el Oriente Próximo hacia el 3300 a. C.; en el resto del planeta, posteriormente.

Mapamundi de las migraciones de Homo sapiens, con el polo norte como centro. Los patrones de migración están basados en estudios del ADN mitocondrial (matrilinear). Los números representan miles de años. África es el punto de partida, leyéndose desde la parte superior izquierda hasta América del Sur en el extremo derecho.
Estado social y tecnológico del mundo, hacia 1000 a. C.      Cazadores-Recolectores      Pastores nómadas      Sociedades agrícolas simples      Sociedades agrícolas complejas/ jefaturas       Estados      Deshabitado

Según otros autores, la prehistoria terminaría en algunas regiones del mundo antes, con la aparición de las sociedades complejas que dieron lugar a los primeros estados y civilizaciones.

Es importante señalar que, según las nuevas interpretaciones de la ciencia histórica, la prehistoria es un término carente de significado real en el sentido que fue entendido por generaciones. Si se considera a la Historia, tomando la definición de Marc Bloch, como el «acontecer humano en el tiempo», todo es Historia existiendo el ser humano, y la prehistoria podría, forzadamente, solo entenderse como el estudio de la vida antes de la aparición del primer homínido en la tierra. Desde el punto de vista cronológico, sus límites están lejos de ser claros, pues ni la llegada del ser humano ni la invención de la escritura tienen lugar al mismo tiempo en todas las zonas del planeta.

Por otra parte, hay quienes defienden una definición de esta fase o, al menos, su separación de la Historia Antigua, en virtud de criterios económicos y sociales en lugar de cronológicos, pues éstos son más particularizadores (es decir, más ideográficos) y aquellos, más generalizadores y por tanto, más susceptibles de proporcionar una visión científica.

En ese sentido, el fin de la prehistoria y el inicio de la historia lo marcaría una estructuración creciente de la sociedad que provocaría una modificación sustancial del hábitat, su aglomeración en ciudades, una socialización avanzada, su jerarquización, la aparición de estructuras administrativas, de la moneda y el incremento de los intercambios comerciales de larga distancia. Así, no sería muy correcto estudiar dentro del ámbito de la prehistoria sociedades de carácter totalmente urbano como los incas y mexicas en América, el Imperio de Ghana y el Gran Zimbabue en África o los jeméres en el sudeste asiático, que solamente son identificados con este período por la ausencia de textos escritos que de ellos tenemos[2]

Prehistoria, Historia y Arqueología

Desde el punto de vista más tradicional, se considera que la prehistoria es una especialidad científica que estudia, por medio de la excavación, los datos de este periodo de la Historia que ha precedido a la invención de la escritura. Los restos arqueológicos son la principal fuente de información y para estudiarlos se utilizan numerosas disciplinas auxiliares, como la física nuclear (para efectuar dataciones absolutas), el análisis por espectrómetro de masas (de componentes líticos, cerámicos o metálicos), la geomorfología, la edafología, la tafonomía, la trazalogía (para las huellas de uso), la paleontología, la paleobotánica, la estadística no paramétrica, la etnografía, la paleoantropología, la topografía y el dibujo técnico, entre otras muchas ciencias y técnicas. De manera que hay un gran número de personas que consideran a la prehistoria como una especialidad dentro de la Historia, pero mucho más tecnificada y pluridisciplinaria.

La metodología de base para la obtención de datos en la prehistoria es la Arqueología, por lo que hasta hace muy poco Prehistoria y Arqueología eran confundidas constantemente. En los ámbitos académicos de la Europa continental, la prehistoria es una especialidad de la Historia, siendo habitual que haya departamentos de Prehistoria dentro de las facultades de Historia y también es normal que la financiación de las investigaciones corra a cargo de instituciones de orientación humanística o la propia administración estatal. En cambio, en América y las islas británicas, la Prehistoria está siendo supeditada a la Arqueología ( Arqueología procesual), la cual, a su vez, suele verse como una especialidad de la Antropología, cuyo alcance, en cualquier caso, no se limita a las fases preliterarias de la Historia, sino a cualquier periodo pretérito, aunque sea muy reciente. Además, la organización de los departamentos de Arqueología anglosajones suele ser diferente al asociarse a menudo a las Ciencias Naturales, incluyendo laboratorios propios y sistemas de financiación ligados a organismos enfocados a tales ciencias (en Estados Unidos, por ejemplo, la National Science Foundation y en Gran Bretaña el Natural Environment Research Council) o fundaciones más relacionadas con el sector privado.[3]


Los últimos estadios de la prehistoria, la protohistoria, englobarían, según algunas interpretaciones, los periodos sin escritura de ciertas culturas contemporáneas de los pueblos históricos, cuyos textos nos dan una información adicional sobre estos grupos ágrafos, y según otras, aquellas sociedades en proceso de formación de un estado, pero que no tienen escritura. Estas definiciones son bastante limitadas, siendo la primera escasamente útil fuera del ámbito europeo. Así, debido a la complejidad del concepto, éste es poco usado y las culturas protohistóricas suelen incluirse tanto en el estudio de la prehistoria como en los primeros momentos de la Historia antigua.

Cronología prehistórica.png
Other Languages
Afrikaans: Voorgeskiedenis
Alemannisch: Urgeschichte
aragonés: Prehistoria
অসমীয়া: প্ৰাক-ইতিহাস
asturianu: Prehistoria
žemaitėška: Prīšistuorė
беларуская (тарашкевіца)‎: Першабытнае грамадзтва
български: Праистория
brezhoneg: Ragistor
bosanski: Prahistorija
català: Prehistòria
کوردیی ناوەندی: پێش مێژوو
čeština: Pravěk
Cymraeg: Cynhanes
Deutsch: Urgeschichte
Zazaki: Vertarix
Ελληνικά: Προϊστορία
English: Prehistory
Esperanto: Prahistorio
eesti: Esiaeg
euskara: Historiaurre
فارسی: پیشاتاریخ
français: Préhistoire
贛語: 史前時代
galego: Prehistoria
Fiji Hindi: Purana itihaas
hrvatski: Prapovijest
Kreyòl ayisyen: Preyistwa
magyar: Őskor
Հայերեն: Նախնադար
interlingua: Prehistoria
Bahasa Indonesia: Prasejarah
italiano: Preistoria
日本語: 先史時代
Patois: Bifuo-Ischri
la .lojban.: prucitri
Basa Jawa: Prasejarah
한국어: 선사 시대
Kurdî: Pêşdîrok
kernowek: Kynsistori
Lëtzebuergesch: Virgeschicht
Limburgs: Prehistorie
lumbaart: Preistòria
lietuvių: Priešistorė
latgaļu: Pyrmaviesture
latviešu: Aizvēsture
Basa Banyumasan: Prasejarah
македонски: Праисторија
Bahasa Melayu: Zaman prasejarah
Malti: Preistorja
Mirandés: Pre-Stória
नेपाल भाषा: प्रागितिहास
Nederlands: Prehistorie
norsk nynorsk: Førhistorisk tid
norsk bokmål: Forhistorisk tid
Nouormand: Préhistouaithe
occitan: Preïstòria
Pälzisch: Vorgschischd
polski: Prehistoria
Piemontèis: Preistòria
português: Pré-história
română: Preistorie
русиньскый: Правік
саха тыла: Преистория
sicilianu: Preistoria
Scots: Prehistory
srpskohrvatski / српскохрватски: Prahistorija
Simple English: Pre-history
slovenčina: Pravek
slovenščina: Prazgodovina
српски / srpski: Преисторија
Basa Sunda: Prasajarah
Türkçe: Tarihöncesi
oʻzbekcha/ўзбекча: Ibtidoiy jamiyat
vèneto: Preistoria
Tiếng Việt: Thời tiền sử
West-Vlams: Prehistorie
Volapük: Rujenav
Winaray: Prehistorya
中文: 史前時代
文言: 史前
粵語: 史前史