Predestinación

La predestinación (del latín praedestinatĭo, -ōnis[2] Su naturaleza religiosa lo distingue de otras ideas con respecto al determinismo o el libre albedrío.

En particular la predestinación concierne a la decisión de Dios para crear y gobernar la creación y la evolución y el punto hasta el cual las decisiones de Dios determinan lo que será del destino de grupos e individuos.

El término procede del latín praedestinatio y en la Teología cristiana se aplica a la idea de que Dios conoce desde la eternidad el destino del universo y de cada persona. San Agustín, en la Iglesia católica, y Calvino, en el protestantismo son autores especialmente vinculados a esta doctrina, aunque entre ellos se dan diferencias notables. Las discusiones teológicas en el cristianismo tienen que ver con la relación entre la omnisciencia divina y el libre albedrío del ser humano, así como con la relación entre la omnipotencia de Dios y el problema del mal y también con la relación entre la justicia y la misericordia en Dios. En algunos momentos de la historia ha tenido especial incidencia la cuestión sobre el valor de las obras humanas y la salvación.

Calvinismo y predestinación

Juan Calvino "creía en la predestinación, es decir, en que desde el principio de la Creación Dios había predeterminado ya quién se salvaría y quién se condenaría".[3]

Other Languages
العربية: القدر
čeština: Predestinace
Esperanto: Antaŭdestinismo
فارسی: قضا و قدر
français: Prédestination
hrvatski: Predodređenje
Bahasa Indonesia: Predestinasi
íslenska: Fyrirhugun
italiano: Predestinazione
日本語: 予定説
Basa Jawa: Predestinasi
한국어: 예정
Кыргызча: Жазмыш
lumbaart: Predestinassiù
lietuvių: Predestinacija
Bahasa Melayu: Takdir
Nederlands: Predestinatie
norsk nynorsk: Predestinasjon
norsk bokmål: Predestinasjon
português: Predestinação
srpskohrvatski / српскохрватски: Predodređenje
Simple English: Predestination
slovenčina: Predestinácia
slovenščina: Predestinacija
српски / srpski: Предодређење
Türkçe: Mukadderat