Praxeología

Praxeología es una metodología que busca estudiar la estructura lógica de la acción humana ( praxis). El primer postulado de la praxeología es que el hombre es un ser de racionalidad perfecta. Por lo tanto, las ideas de racionalidad limitada son su antítesis. La praxeología centra su atención en el individuo que actúa (individualismo metodológico), sacando de esta observación axiomas o principios elementales, inmutables e incuestionables, con los cuales analizar el proceso de la acción del humano. El análisis comienza con las apreciaciones y aspiraciones del consumidor, quien supuestamente operaría basándose en su propia (y siempre mudable) escala de valores. Combinando y entrelazando las escalas de valores de todas las personas se generaría el total de la oferta y la demanda económica (valoración subjetiva).

La praxeología toma a la ciencia económica como la aplicación de axiomas lógicos sin los cuáles no sería posible la argumentación científica; y rechaza usar los métodos de las ciencias naturales (estudio de regularidades causales) para estudiar las ciencias sociales (estudio del accionar del hombre).[1] En este punto se debate qué es y cómo se obtiene el conocimiento: los defensores de la praxeología la proponen como una alternativa al método de las ciencias naturales ya que consideran que en los acontecimientos sociales no existen parámetros ni constantes, sino que todos son «variables», lo cual hace muy difícil, si no imposible, extraer leyes históricas o realizar predicciones. En cambio sus detractores consideran a la praxeología como una pseudociencia debido al supuesto de estudiar la economía mediante la ausencia de las matemáticas.

El término «Praxeología» se usó por primera vez en 1608 por el filósofo, físico y teólogo Alemán Clemens Timpler (1563-1624) en su obra Philosophiae practicae systema methodicum, aunque su definición se acredita al pensador francés Alfred Espinas (1844-1922); comúnmente se usa en relación con la obra del economista austríaco Ludwig von Mises y sus seguidores de la Escuela austríaca.

Axiomas praxeológicos

Para la praxeología las verdades y conclusiones que entretejen específicamente la ciencia económica y, en general, a las ciencias sociales no son sino derivaciones lógicas de los principios de la acción humana:

  • El hombre actúa
  • Prefiere unas cosas a otras
  • Concurre a la acción para alcanzar sus siempre mudables, pero en cada momento concretos y específicos, fines
  • El factor tiempo influye en su accionar
  • El incentivo que empuja a un hombre a actuar, es un cierto malestar por algo[2]
  • Si un hombre es perfectamente feliz, no actúa, porque ya no desea nada[2]
  • Todos los hombres que actúan son infelices[2]


Estos axiomas praxeológicos se encuentran postulados primeramente en el tratado de economía La acción humana, elaborado por Ludwig von Mises.

Other Languages
azərbaycanca: Praksiologiya
čeština: Praxeologie
dansk: Praxeologi
English: Praxeology
Esperanto: Prakseologio
euskara: Praxeologia
français: Praxéologie
Հայերեն: Պրաքսեոլոգիա
italiano: Prasseologia
қазақша: Праксиология
Nederlands: Praxeologie
polski: Prakseologia
português: Praxeologia
русский: Праксиология
slovenčina: Praxeológia
svenska: Praxeologi
українська: Праксеологія
Tiếng Việt: Hành vi học
Bân-lâm-gú: Hêng-tōng-ha̍k