Préstamo lingüístico

Un préstamo lingüístico se refiere a una palabra o morfema de un idioma que fue tomada o prestada con poca o ninguna adaptación de otro idioma, por la influencia cultural de los hablantes de dicho idioma. Cuando el elemento prestado es una palabra léxica, normalmente un adjetivo, un nombre o un verbo, hablamos de préstamo léxico. El préstamo léxico es de lejos el más frecuente de todos, pero también existe el préstamo gramatical, cuando un número importante de hablantes bilingües de las dos lenguas usan partículas, morfemas y elementos no léxicos de una lengua cuando se habla la otra.

Préstamo léxico

El préstamo léxico es lingüísticamente diferente de otro fenómeno de lenguas “en contacto” llamado calco léxico. En el primer caso, la forma fonética original es simplemente amoldada a la fonología de la lengua receptora sin interpretación o traducción. En el segundo caso existe una cierta adaptación semántica, interpretación o traducción de los morfemas que componían la forma original. Igualmente el término préstamo está relacionado con el término extranjerismo: un préstamo es un extranjerismo incorporado al sistema lingüístico de una lengua determinada.

También podemos hablar de préstamo para referirnos a palabras que dentro de una misma lengua pasan de una jerga especializada al registro estándar o viceversa.

Clasificación de los préstamos léxicos

En los préstamos lingüísticos se pueden distinguir cuatro tipos, según el grado de adaptación y necesidad de la palabra:

  • Extranjerismos. Son palabras originales de otras lenguas que se pronuncian en la lengua receptora con algunas adaptaciones fonéticas propias de la misma. Con la introducción de la escritura, algunas palabras más que adaptarse a la pronunciación original se adaptan a como la ortografía original es leída en la lengua receptora; aunque desde un punto de vista lingüístico esa distinción es intrascendente a la hora de clasificar un término como extranjerismo. Los extranjerismos pueden dividirse además convencionalmente en:
    • extranjerismos no adaptados. Son palabras originarias de otras lenguas que no se han adaptado a la ortografía de la lengua receptora. En cuanto a su pronunciación, depende del conocimiento de la lengua de origen que tenga el hablante. Algunos ejemplos de extranjerismos no adaptados en español son: hardware, eau de toilette, pizza, holding.
    • extranjerismos adaptados. Extranjerismos que se han adaptado a las reglas de la lengua receptora. Algunos ejemplos en castellano son: chalé < chalet, gol < goal, aparcar < park, yogur < yoghurt.
    • xenismo es un extranjerismo que hace referencia a una realidad ajena a la lengua y a la comunidad receptora que es incapaz de encontrar un equivalente. Algunos ejemplos en español son: lord, samurái/samuray, sir, burka, ayatolá, talibán, yihad, sari, troika.
  • Calcos semánticos, se copian palabras de origen extranjero con el léxico de nuestra propia lengua. Algunos ejemplos en español son jardín de infancia, que es un calco del alemán Kindergarten; hora feliz, calco de happy hour; asesino en serie, calco de serial killer.

Extranjerismos

Las comunidades idiomáticas toman formas léxicas de otras lenguas, para describir realidades que en una cultura aparecen por primera vez, pero en la otra son frecuentes y ya poseen un término forjado, términos prestados o préstamos léxicos. Así, por ejemplo, los españoles entraron en contacto en América con fenómenos que bautizaron utilizando palabras indígenas como hamaca, patata, maíz, huracán, cacique, hule o tabaco. La costumbre inglesa de desnudarse con gracia, que no tiene equivalente en las costumbres españolas, exigió el crudo anglicismo strip-tease e inversamente, los franceses usaron el calco semántico o traducción de la palabra española olla podrida para describir el plato de cocina de ese origen que llaman ellos pot-pourri, y que volvió a España como término popular para denominar lo que es variopinto y multiforme, popurrí.

Other Languages
中文: 外来语
Кыргызча: Кабылдоо
Bahasa Melayu: Kata pinjaman
Ελληνικά: Δάνειο (γλώσσα)
svenska: Lånord
العربية: لفظ دخيل
Nederlands: Leenwoord
íslenska: Tökuorð
کوردیی ناوەندی: واوشە
Seeltersk: Leenwoud
suomi: Lainasana
українська: Мовне запозичення
la .lojban.: fu'ivla
norsk nynorsk: Lånord
hrvatski: Posuđenice
dansk: Låneord
한국어: 외래어
français: Emprunt lexical
беларуская: Запазычаныя словы
latviešu: Aizguvums
Limburgs: Liènwoord
galego: Préstamo
Bahasa Indonesia: Kata serapan
Deutsch: Lehnwort
日本語: 借用語
Tiếng Việt: Từ mượn
татарча/tatarça: Алынма
English: Loanword
norsk bokmål: Lånord
ไทย: คำยืม
slovenščina: Prevzeta beseda
فارسی: وام‌واژه
български: Чужди думи
اردو: دخیل لفظ
Plattdüütsch: Lehnwoort
lietuvių: Skolinys
Simple English: Loanword
Cymraeg: Gair benthyg
беларуская (тарашкевіца)‎: Запазычаньні
Afrikaans: Leenwoord
Հայերեն: Փոխառություն
čeština: Přejaté slovo
Esperanto: Lingva prunto
தமிழ்: கடன்சொல்
azərbaycanca: Alınma sözlər
қазақша: Кірме сөздер
Boarisch: Loanwoat
Frysk: Lienwurd
bosanski: Tuđica
తెలుగు: అరువు పదం
粵語: 借詞
Bân-lâm-gú: Goā-lâi-gú
саха тыла: Киирии тыл