Portugués brasileño

Portugués brasileño
Hablado en Brasil y Uruguay (región de frontera entre Uruguay y Brasil)
Número de hablantes: 200 millones
Estatuto oficial
Regulado por la Academia Brasileña de Letras
Entradas registradas
Vocabulario Ortográfico de la
Academia Brasileña de Letras: 72 000
Dicionário Aurélio (3ª edición): 435 000
Dicionário Houaiss da Língua Portuguesa: 228 000

Se denomina portugués brasileño, portugués americano, portugués de Brasil o portugués brasilero, a la variedad de la lengua portuguesa hablada por los más de 200 millones de brasileños alrededor del mundo. Esta variedad es hoy la más hablada, escrita y leída del mundo.

Debido a la importancia de Brasil dentro del Mercosur, esta variante es la que normalmente se estudia en los países de América del Sur ligados a dicho bloque, especialmente en Argentina, Paraguay y Uruguay.

También hay hablantes de portugués brasileño como lengua materna en los países en los que existen grandes comunidades brasileñas, como en Estados Unidos, Paraguay, Perú, Japón, así como en distintos países de Europa.

Antes de la llegada de Pedro Álvares Cabral a Brasil, había más de mil lenguas en el actual territorio brasileño, habladas por indígenas de diversas etnias. Esas lenguas ejercieron una gran influencia en la variedad brasileña del portugués, no solo agregando nuevos términos sino también una entonación característica. Otra gran influencia fue ejercida por las numerosas lenguas africanas que llegaron a través del tráfico negro. A lo largo de su historia, el portugués brasileño incorporó préstamos lingüísticos provenientes de lenguas indígenas y africanas, así como también del francés, español, italiano, alemán y del inglés.

Existen varias diferencias entre el denominado portugués europeo y el portugués brasileño, abreviados: PE y PB (o PT y PT_BR), respectivamente. Estas diferencias se dan en el vocabulario, la pronunciación y la sintaxis, especialmente en las variedades vernáculas, mientras que en los textos formales las diferencias se reducen significativamente. Ambos son, sin duda, variantes de un mismo idioma y son, por lo tanto, mutuamente inteligibles.

Las diferencias entre las distintas variantes son, en mayor o menor grado, comunes a todas las lenguas naturales. Con un océano dividiendo a Brasil de Portugal, y luego de quinientos años, el idioma no evolucionó de la misma manera en ambos países, dando origen a dos patrones de lenguaje simplemente diferentes, no existiendo uno que sea más correcto en relación al otro.

Es importante destacar que dentro de lo que se suele llamar «portugués de Brasil» (português do Brasil) y «portugués europeo» (português europeu), existe un gran número de variaciones regionales.

Dialectos de Brasil.

Historia

Fragmento de la poesía
Língua Portuguesa
Última flor do Lácio, inculta e bela,
És, a um tempo, esplendor e sepultura:
Ouro nativo, que na ganga impura
A bruta mina entre os cascalhos vela...
Olavo Bilac

Antes de la llegada de los portugueses, se estima que se hablaban cerca de 1.500 lenguas diferentes en el actual territorio brasileño. Estos idiomas son agrupados en familias, clasificadas a su vez en las ramas tupí, macro-yê y aruak. Hay familias, sin embargo, que no pudieron ser identificadas como relacionadas ninguna de dichas ramas: Karib, Pano, Maku, Yanoama, Mura, Tukano, Katukina, Txapakura, Nambikwara y Guaikuru. Debe destacarse que el hecho de que dos sociedades indígenas hablen lenguas pertenecientes a la misma familia no implica que sus idiomas sean mutuamente inteligibles. Un ejemplo de esto se da entre el portugués y el francés: ambas son lenguas romances, pero sus hablantes no se entienden entre sí; a pesar de las muchas semejanzas lingüísticas existentes entre ambas.

A pesar de que Brasil fue descubierto oficialmente en 1500 por los portugueses, su colonización comenzó efectivamente en 1532, de forma gradual. En esos treinta años, Brasil fue atacado por los holandeses, ingleses y franceses, quienes habían quedado afuera de la división de tierras entre España y Portugal, consumada en el Tratado de Tordesillas en 1494). En 1530, el rey de Portugal organiza la primera expedición con objetivos de colonización. La misma fue comandada por Martim Afonso de Sousa y tenía como objetivo poblar el territorio brasileño, expulsar a los invasores e iniciar el cultivo de caña de azúcar, y comenzó a tener notables resultados a partir de 1532. Debido a esto, la lengua portuguesa pasa a ser usada de facto en el actual territorio brasileño. Al mismo tiempo otras naciones europeas llegan a Brasil, como Francia y Holanda, que llegó a instalar una colonia, dentro del territorio del actual estado de Pernambuco.

En los comienzos de la colonización portuguesa en Brasil, la lengua de los indios tupinambá (de la rama tupí) era hablada sobre una enorme extensión a lo largo de la costa atlántica. Ya en el siglo XVI, pasó a ser aprendida por los portugueses, que eran una minoría entre la población indígena. De a poco, el uso de esa lengua, llamada brasílica, se intensificó y se generalizó de tal forma que pasó a ser hablada por casi toda la población que integraba el sistema colonial brasileño. Con el transcurso del tiempo esa lengua fue modificándose y a partir de la segunda mitad del siglo XVII se pasó a denominar língua geral (Lengua general).

La língua geral era el idioma hablado por la mayoría de la población. Era la lengua de contacto entre los indios de diferentes tribus, así como entre portugueses y sus descendientes. La língua geral era una lengua franca. Esa fue la primera influencia que la lengua portuguesa recibió en Brasil y que dejó fuertes marcas en el vocabulario popular que se habla actualmente en dicho país. La língua geral poseía dos variantes:

El Marqués de Pombal instituyó el português como la lengua oficial de Brasil, prohibiendo el uso de la língua geral.

-La língua geral paulista: originada a partir de la lengua de los indios tupí de São Vicente y del alto río Tietê, pasó a ser hablada por los bandeirantes en el siglo XVII. De esta forma, se pasó a escuchar ese idioma en lugares en los que estos indios jamás estuvieron, influenciando el modo de hablar de los brasileños.

-El ñe'engatú, (ie’engatú = «lengua buena») es una lengua tupí-guaraní hablada en Brasil y países limítrofes. El ñe'engatú es una lengua de comercio que fue desarrollada y compilada por los jesuitas portugueses en los siglos XVII y XVIII, sobre las bases del vocabulario y la pronunciación tupinambá y teniendo como referencia la gramática de la lengua portuguesa. El vocabulario de esta lengua fue enriquecido con palabras de la portugués y del español.

Con la salida de los holandeses en 1654 el portugués pasa a ser la única «Lengua de Estado» de Brasil. En las postrimerías del siglo XVII, los bandeirantes inician la exploración del interior del continente, y descubren oro y diamantes, con esto el número de inmigrantes portugueses en Brasil, y el número de lusófonos aumenta considerablemente, superando a los hablantes de la língua geral. El 17 de agosto de 1758, el Marqués de Pombal instituyó al portugués como el idioma oficial de Brasil, prohibiendo a su vez el uso de la língua geral. A esta altura, debido a la evolución natural de la lengua, el Portugués hablado en Brasil ya tenía características propias que lo diferenciaban del hablado en Portugal.

Con el gran flujo de migración forzada de esclavos traídos de África Occidental, empezó la influencia africana en el portugués de Brasil. Con la intensificación del cultivo de caña de azúcar en el siglo XVII, se llevaron esclavos africanos a todas las regiones ocupadas por los portugueses. Comparativamente en el siglo XVI se llevaron a Brasil 100.000 africanos, en el siglo XVII fueron 600.000 y en el siglo XVIII fueron 1.300.000. Las dos lenguas africanas que más influyeron en el portugués de Brasil fueron el el yoruba hablado en lo que actualmente es el oeste Nigeria, Benín y Togo y el Kimbundu hablado en lo que actualmente es Angola.


Other Languages