Portugal en la Copa Mundial de Fútbol de 2006

Portugal
4º lugar
Flag of Portugal.svg
Kit left arm Brazil home 2006.png
Kit body porh06.png
Kit right arm Brazil home 2006.png
Kit shorts yellowsides.png
Oficial
Kit left arm borderonblack.png
Kit body pora06.png
Kit right arm borderonblack.png
Kit shorts yellowsides.png
Alternativo
Asociación Federación Portuguesa de Fútbol
Confederación UEFA
Participación 4 (2 consecutivas)
Ránking histórico 23º lugar
Ránking FIFA 7º lugar (May-06)
Entrenador Bandera de Brasil Luiz Felipe Scolari

La selección de Portugal fue uno de los 32 países participantes de la Copa Mundial de Fútbol de 2006, realizada en Alemania.

Portugal fue uno de los primeros equipos en clasificar al Mundial. A pesar de llegar a las finales de la Eurocopa 2004, su decepcionante participación en la Copa Mundial de Fútbol de 2002 donde no pasó a segunda ronda, generaba aprehensiones. Para los jugadores de la Generación Dorada liderados por Luís Figo, Alemania 2006 sería no sólo su despedida de la selección nacional, sino también su oportunidad de tomar revancha tras el fracaso de 2002. A los jugadores más veteranos se sumaban futbolistas jóvenes de gran nivel, como Cristiano Ronaldo.

Liderados por el entrenador Luiz Felipe Scolari que en 2002 había llevado a Brasil a obtener su quinto título mundial, Portugal participó en el Copa Mundial de Fútbol de 2006/Grupo D junto a México, Angola e Irán. Portugal clasificó fácilmente a segunda ronda, ganando sus tres encuentros.

En octavos de final, los portugueses se enfrentaron a los Países Bajos en un polémico e intenso encuentro, que se inició con un temprano gol de Maniche. Los holandeses trataron de revertir el marcador, pero la presión ejercida entre los equipos comenzó a convertirse en violencia. El partido registró el mayor número de amonestaciones en la historia de la Copa del Mundo, con 16 tarjetas amarillas y 4 expulsiones (dos por cada equipo).

Portugal enfrentó en cuartos de final a Inglaterra. Aunque Inglaterra sufrió la expulsión de Wayne Rooney y la lesión de su capitán David Beckham, Portugal no podía derrotar la férrea defensa inglesa. Luego de 120 minutos de juego, el partido se definió en una tanda de tiros penales, donde Ricardo Pereira detuvo 3 de los 4 tiros. La definición terminó 3:1 a favor de los lusitanos, luego de que Cristiano Ronaldo marcara el penalti decisivo.

La semifinal fue disputada ante Francia, que había mejorado notablemente su juego durante el desarrollo del torneo. Portugal se vio absolutamente superado y no pudo derrotar a los franceses, que clasificaron a la final tras un penal anotado por Zinedine Zidane. En la definición del tercer puesto, los portugueses intentaron imitar la histórica participación de Eusébio en la Copa Mundial de Fútbol de 1966, pero fueron derrotados fácilmente por Alemania. Así, Portugal obtuvo el cuarto lugar del torneo.

Other Languages