Portazgo

El portazgo (como el pontazgo o barcaje), era un antiguo impuesto de naturaleza indirecta, existente en los reinos de Castilla, Aragón y Navarra que podía gravar los derechos de tránsito, que satisfacían los que iban de camino, pisaban terreno del rey o del señor, o entraban en la ciudad. En otras ocasiones gravaba las transacciones en sí y solían pedirse en los lugares de mayor concurrencia, sobre todo en las ferias y mercados. Podía gravarse tanto a las personas, mercancías o animales.

Este impuesto podía ser eliminado a veces por los señores o reyes mediante la concesión de privilegios de franquicia, ya fuese como medida para facilitar la repoblación, pagar alguna deuda o para favorecer a determinados colectivos, como pueden ser los peregrinos.

En la actualidad, el peaje de algunas carreteras interurbanas (principalmente autopistas) puede considerarse el heredero directo del impuesto del portazgo.

Véase también

Peaje


Other Languages
asturianu: Portalgu
català: Portatge
português: Passagem (tributo)