Portaviones

El portaviones estadounidense USS Nimitz (CVN-68).

Un portaviones[4]

Durante la Primera Guerra Mundial algunas de las grandes potencias comprendieron la importancia estratégica de disponer de aviación embarcada para enfrentarse a conflictos en territorios alejados del territorio nacional o en territorios nacionales de ultramar en los que no era posible disponer de medios aéreos de importancia por motivos económicos o logísticos. La victoria naval de las fuerzas aliadas en la Segunda Guerra Mundial,[5]​ en gran medida debida a los portaviones convirtió a éstos en los buques más importantes y en el arma más poderosa de una armada.

Historia

Los primeros portaviones

El portaviones japonés Wakamiya dirigiéndose a una de los primeras incursiones aero-navales de la historia en 1914.

El invento de los hermanos Wright en 1903 está muy cercano del primer despegue experimental en 1910 por un aeroplano de la cubierta de un crucero de la Armada de Estados Unidos, el USS Birmingham CL-2 y los primeros aterrizajes fueron realizados en 1911.

El 4 de mayo de 1912 el primer avión en despegar de un barco en movimiento tuvo lugar cuando el comandante Charles Samson voló desde el HMS Hibernia.
Los 
portahidroaviones se convirtieron en el siguiente paso en la historia de los portaviones. La Armada Imperial Japonesa consiguió realizar la primera incursión hidro-naval de la historia en septiembre de 1914 desde el Wakamiya.[8]
Vista aérea del portaviones Hōshō de la Armada Imperial Japonesa, completado en diciembre de 1922.

El desarrollo de cruceros con cubierta plana y corrida a lo largo de toda la eslora produjo los primeros grandes barcos de la flota. En 1918 el HMS Argus se convirtió en el primer portaviones capaz de lanzar y aterrizar aviones navales.[9]​ Debido al éxito de estos buques en los años 1920 empiezan a construirse los primeros buques diseñados específicamente como portaviones, el HMS Hermes y el japonés Hōshō.

La mayor parte de los primeros portaviones eran conversiones de naves que habían servido para otra cosa o diseñado en un principio para otro propósito, como buques, cruceros, cruceros de batalla o acorazados.

El Tratado Naval de Washington de 1922 afectó a los planes de portaviones. Estados Unidos y Reino Unido tuvieron que limitar a 35 000 t el desplazamiento de sus portaviones, mientras que algunas exenciones específicas permitieron que algunos barcos individuales de tonelaje superior fueran convertidos a portaviones como la clase Lexington.

Ataque al portaviones USS Franklin (CV-13) el 19 de marzo de 1945. Fallecieron un total de 724 personas.

Su papel crucial durante la Segunda Guerra Mundial

Durante la década de 1920, varias armadas empezaron a diseñar y construir portaviones específicamente diseñados para ello. Esto permitió que el diseño se especializara para su futuro papel como barcos principales y de mando.

Durante la Segunda Guerra Mundial estos barcos se convirtieron en el núcleo de la fuerza naval de los Estados Unidos, Gran Bretaña y el Imperio Japonés.

El portaviones se usó extensivamente en la Segunda Guerra Mundial, y durante ese tiempo se construyeron de varios tipos.

  • Los portaaviones escolta, tales como el USS Bogue sólo se construyeron durante la Segunda Guerra Mundial. Aunque muchos portaviones fueron barcos construidos con ese propósito, la mayoría fueron convertidos a partir de barcos mercantes con el fin de dar apoyo aéreo a los convoyes y las misiones anfibias.
  • Los portaaviones ligeros construidos por los estadounidenses, como el USS Independence representaron una mayor, más capaz y más militarizada versión de un portaviones escolta. Aunque los portaviones ligeros llevaban la misma cantidad de aviones que los portaviones escolta tenían la ventaja de una velocidad mayor ya que provenían de diseño de cruceros. La mayor velocidad les permitió operar conjuntamente con portaaviones más grandes. El concepto de portaviones ligero establecido en 1942 sirvió a la Royal Navy hasta bien entrados los años 1980.
Portaviones brasileño Minas Gerais proveniente de un portaviones ligero británico.

Los tiempos de guerra también estimularon la creación o conversión de algunos portaviones poco convencionales. Los barcos CAM (del inglés mercantes con catapulta) eran barcos diseñados para lanzar los aviones de caza pero sin posibilidad de recuperación. Estos barcos se convirtieron en una medida de emergencia durante la Segunda Guerra Mundial, de la misma forma que los portaviones mercantes. Los portaviones submarinos, como el francés Surcouf, y la clase japonesa I-400 capaz de cargar tres aviones Aichi Seiran fueron construidos en los años 1920 pero tuvieron poco éxito en la guerra.

Los portaviones en la actualidad

El USS Tripoli (LPH-10), un buque de la Armada de Estados Unidos que portaba hélicopteros.

Las armadas modernas que operan barcos como los portaviones los tratan como buques capitales de la flota, un papel que jugaron antes los acorazados. Este cambio tuvo lugar durante la Segunda Guerra Mundial en respuesta a que la fuerza aérea se convirtió en un factor muy significativo en la guerra, y además el relevo tuvo su causa en el alcance superior, flexibilidad y eficacia de un portaviones. Después de la guerra, los portaviones siguieron incrementando en tamaño e importancia. Los superportaviones, que son capaces de desplazar 75 000 toneladas o más, se han convertido en la cumbre del desarrollo del portaviones. Algunos están alimentados por reactores nucleares y forman el núcleo de las flotas enviadas a operar a ultramar. Los barcos anfibios de asalto como el USS Tarawa y el HMS Ocean, sirven también con el propósito de llevar y desplegar marines, y operar un gran contingente de helicópteros para este propósito. También conocidos como los portaviones comando o portahelicópteros, tienen capacidad para operar aviones VSTOL.

Debido a la falta de potencia de fuego respecto otras naves, como los acorazados o destructores, los portaviones se consideran vulnerables al ataque de otros barcos, aviones, submarinos, o misiles. Por esto los portaviones suelen ir acompañados por un gran número de otros barcos para suministrar protección a éstos, proporcionar suministros y proveer de capacidades ofensivas adicionales. A este grupo se le denomina el grupo de batalla del portaviones.

Antes de la Segunda Guerra Mundial los tratados navales internacionales como el de Washington (1922), el de Londres de 1930 y el Segundo de Londres de 1936 limitaron el tamaño de los barcos capitales incluyendo los portaviones. Los portaviones diseñados desde la Segunda Guerra Mundial no han estado limitados por ninguna consideración más que la presupuestaria, por lo que su tamaño ha aumentado, y aún hoy mucho más debido al incremento de tamaño de las aeronaves. La clase Nimitz de portaviones de Estados Unidos tiene un desplazamiento aproximadamente cuatro veces mayor que la de los portaviones de la Segunda Guerra Mundial, una consecuencia del incremento de potencia militar a lo largo de los años.

Other Languages
Afrikaans: Vliegdekskip
aragonés: Porta-avions
Ænglisc: Lyftcræftbora
العربية: حاملة طائرات
azərbaycanca: Aviadaşıyıcı
башҡортса: Авиаташыусы
беларуская: Авіяносец
беларуская (тарашкевіца)‎: Авіяносец
български: Самолетоносач
bosanski: Nosač aviona
català: Portaavions
čeština: Letadlová loď
dansk: Hangarskib
Ελληνικά: Αεροπλανοφόρο
Esperanto: Aviadila ŝipo
français: Porte-avions
galego: Portaavións
Հայերեն: Ավիակիր
Bahasa Indonesia: Kapal induk
íslenska: Flugmóðurskip
italiano: Portaerei
日本語: 航空母艦
қазақша: Ұшақ тасығыш
한국어: 항공모함
Lëtzebuergesch: Fligerdréier
lietuvių: Lėktuvnešis
မြန်မာဘာသာ: လေယာဉ်တင်သင်္ဘော
Nederlands: Vliegdekschip
norsk nynorsk: Hangarskip
norsk: Hangarskip
occitan: Pòrta-avions
polski: Lotniskowiec
português: Porta-aviões
română: Portavion
русский: Авианосец
srpskohrvatski / српскохрватски: Nosač aviona
Simple English: Aircraft carrier
slovenčina: Lietadlová loď
slovenščina: Letalonosilka
српски / srpski: Носач авиона
svenska: Hangarfartyg
Türkçe: Uçak gemisi
татарча/tatarça: Авиаташучы
українська: Авіаносець
Tiếng Việt: Tàu sân bay
中文: 航空母舰
Bân-lâm-gú: Hâng-khong-bú-lām
粵語: 航空母艦