Porfirio Smerdou

Porfirio Smerdou Fleissner ( Trieste, 12 de febrero de 1905 - El Escorial, 11 de mayo de 2002) fue un súbdito mexicano, ahijado de Porfirio Díaz, y cónsul honorario de México en Málaga al estallar la Guerra Civil Española.

En 1927, se casa con Concha Altolaguirre Bolín, hermana del poeta de la Generación del 27, Manuel Altolaguirre Bolín.[1]

Al empezar las matanzas en aquella ciudad, Smerdou aprovecha sus contactos y amistades y consigue brindar refugio en su domicilio particular, Villa Maya, a más de quinientas personas. Tras la ocupación de Málaga por las tropas franquistas y empezar la cruelísima represión, Smerdou acogería igualmente a algunos republicanos cuyas vidas corrían peligro, pero la actitud de su cuñado, Luis Bolín, le obligó a marchar a Italia, donde ante la Santa Sede intercedió por masones condenados a muerte en España. Tras la guerra pidió y obtuvo la nacionalidad española, y las autoridades franquistas quisieron juzgarlo por haber pertenecido a la masonería.

Fue condecorado por el gobierno franquista con la Cruz del Mérito Militar de primera clase con distintivo blanco.[2]

En la biografía que escribió sobre Smerdou, Diego Carcedo lo bautizó como El Schindler de la Guerra Civil española. Carcedo ya había estudiado a otro personaje de corte humanitario similar, Ángel Sanz Briz.

El director de cine Gaby Beneroso tiene previsto rodar en breve una película sobre este personaje, titulada Pasaporte de Smerdou.[ cita requerida]

Juicios sobre Porfirio Smerdou

  • "México estuvo fuertemente vinculado a la Guerra Civil Española, a través de acciones humanitarias célebres, como el refugio otorgado en tierras mexicanas a miles de republicanos, por parte del entonces presidente Lázaro Cárdenas, y de otros sucesos menos conocidos pero igualmente ejemplares como la tarea humanitaria desplegada por el Cónsul de México en Málaga, Porfirio Smerdou, en aquellos aciagos días. Ese pequeño territorio mexicano en suelo malagueño conocido como "Villa Maya", se convirtió durante largos meses en refugio de españoles...". Vicente Fox
  • "Un cónsul honorario haciendo las veces de embajador, un modesto aprendiz de logia haciendo gala de sus recién estrenadas influencias para obtener un solo objetivo: salvar vidas. Ese es el caso de Smerdou sobre el que subsisten más de 96 testimonios que se custodian en la Fundación Ortega y Gasset y que ha sido merecedor ya de algunos artículos y publicaciones; ese es el perfecto ejemplo de cómo para salvar vidas, para hacer el bien, lo esencial es la voluntad de la persona, lo que nuestros padres y catequistas llamaban la recta intención, siendo los medios pico menos que una anécdota. Porfirio Smerdou, merced a sus contactos y amistades con masones y republicanos, salvó la vida de algún sacerdote y de algún fascista. Porfirio Smerdou, merced a sus contactos con la Iglesia y con los fascistas, salvó la vida de algún masón y de algún republicano. Esos son los hechos. Y aunque no necesita de ningún homenaje, —que si el mal es su propio castigo, el bien es su propia recompensa— queremos con estas líneas tributar un pequeño saludo a su trayectoria, a su recto obrar". Luis Español.
Other Languages