Polkos

Los denominados Polkos eran civiles que durante la Guerra México - Estados Unidos, de 1846 a 1848, formaron varios regimientos de la Guardia Nacional en la Ciudad de México, y cuyos orígenes sociales, pero sobre todo sus creencias religiosas y políticas, los hacían chocar abiertamente con el gobierno del vicepresidente Valentín Gómez Farías, siendo un reflejo más de la situación de inestabilidad política y social que sufría la república mexicana desde 1828, y que se había agravado en plena guerra contra los estadounidenses.

Las leyes de desamortización de bienes eclesiásticos de abril de 1847 fueron un pretexto para que los grupos de discordantes con el vicepresidente Gómez Farías comenzaran una revuelta armada que tendría como consuecuencia inmediata la salida del político liberal de su cargo, y en el plano de la guerra, que el puerto de Veracruz no recibiera el apoyo militar que necesitaba para hacer frente a los estadounidenses, el cual consistía en la llegada de los batallones de la Guardia Nacional. Los batallones insurrectos, o de polkos, fueron el Hidalgo, Morelos, Victoria, Allende y de Artillería de Mina; aunque más tarde estos batallones tendrían su oportunidad de redimirse al participar de manera activa y valiente en las jornadas bélicas del valle de México, que marcarían el final de la guerra y la entrada del ejército estadounidense a la Ciudad de México el 15 de septiembre de 1847.

  • etimología

Etimología

El origen del término "polko" se debe a que muchos de los miembros de estos cuerpos de guardias nacionales, quienes pertenecían a estratos socio-económicos altos, tenían gran gusto por las entonces populares "polkas". El apelativo (polkos) lo recibieron antes de que se produjera el levantamiento armando que depondría al vicepresidente Gómez Farías. Curiosamente se suelen asociar con traidores, pues el apelativo antes mencionado comparte de pura casualidad el apellido del presidente de los Estados Unidos en aquella época: James K. Polk.

Other Languages
Nederlands: Polko