Polilla

Larva de Tineola bisselliella, la polilla común de la ropa.
Imago (adulto) de Tineola bisselliella, la polilla de la ropa.

La palabra polilla designa primariamente en castellano a diversos insectos que proliferan en algunos alimentos o bienes materiales importantes en el hogar como la ropa o los muebles. También a menudo designa a todos los lepidópteros de hábitos nocturnos, incluso si no son dañinos. En algunos casos el uso de la palabra polilla es moderno, y se ha extendido por la traducción como polilla del inglés moth.

  • Se llama polilla en castellano principalmente a diversas mariposas pequeñas y nocturnas cuyas larvas devoran los alimentos almacenados o los enseres domésticos, tales como la ropa y el papel. Se encuadran en al menos cuatro familias del orden lepidópteros, los tineidos, los pirálidos, los geléquidos y los tortrícidos, pero también en otras.
    • Hay tres especies de tineidos que merecen mención específica:
      • Tineola bisselliella es la polilla común de la ropa, que ataca los tejidos de lana.
      • Tinea pellionella es la polilla portaestuche, llamada así por el estuche que fabrican y arrastran sus larvas, parásitas también de la ropa.
      • Trichophaga tapetzella es la polilla de las alfombras.
    • Entre los pirálidos hay diversas especies cuyas larvas atacan a granos y forrajes almacenados, además de diversas especies que parasitan las colmenas, causando daños a las colonias. Merecen citarse:
    • De la familia geléquidos:
      • Phthorimaea operculella, la polilla de la patata o papa, que ataca diversas solanáceas de importancia económica, sobre todo la patata o papa, a la que afectan tanto en el campo como en el almacén.
    • De la familia Tortricidae
      • Lobesia botrana, polilla de la uva o polilla del racimo.
      • Cydia pomonella, polilla de la manzana.
  •  También se llama polillas a insectos de otros órdenes que apolillan alimentos u objetos domésticos.

Extensión del significado

Por extensión, la palabra designa a menudo a todos los lepidópteros de hábitos nocturnos, es decir, al suborden parafilético Heterocera el cual agrupa a las llamadas mariposas nocturnas.

La etimología de polilla está en el mozárabe paulilla, que se encuentra en el dialecto andaluz como apaularse y apaulillarse, que significa estar los cereales comidos por la polilla o el tizón; probablemente estos términos se relacionan con el latín pabulare, comer (los animales).[2] Esta definición incluye a cualquier lepidóptero que acuda por la noche a la luz, lo que hacen la mayoría de las mariposas fuera de los ropalóceros. En la literatura en inglés se ha dado en llamar moths a todos los lepidópteros no ropalóceros, y eso ha influido también, por intermedio de las traducciones, en que el término polilla vaya adquiriendo ese significado.

Other Languages
brezhoneg: Tartouz
čeština: Mol šatní
dansk: Møl
Deutsch: Kleidermotte
Esperanto: Tineo
eesti: Riidekoi
فارسی: بید لباس
suomi: Vaatekoi
français: Mite
Nordfriisk: Trooldöfk
galego: Traza
magyar: Ruhamoly
íslenska: Fatamölur
italiano: Tarma
Nederlands: Klerenmot
norsk nynorsk: Møll
norsk bokmål: Klesmøll
português: Traça-das-roupas
sicilianu: Tarma
සිංහල: කාවා
slovenščina: Hišni molj
svenska: Mal (fjäril)