Policía Judicial Federal

Policía Judicial Federal
Información general
AcrónimoPJF
Fundación1908
Disolución2002
JurisdicciónMéxico
PaísFlag of Mexico.svg México
Organización
Dependiente deProcuraduría General de la República (México)
Histórico
ActualAgencia Federal de Investigación

La Policía Judicial Federal fue una corporación auxiliar del Ministerio Público Federal de México durante el siglo XX, encargada de investigar los crímenes, los delitos y las contravenciones, así como reunir pruebas y consignar a los autores de delitos ante los tribunales judiciales.[1]

La Policía Judicial fue creada por Porfirio Díaz el 27 de noviembre de 1908 para auxiliar al Ministerio Público Federal, que a su vez es parte de la Procuraduría General de la República. Es a partir del 1º de octubre de 1934 que cambia su nombre a Policía Judicial Federal.[1]

Su marco jurídico estuvo vinculado a las leyes orgánicas del Ministerio Público Federal de 1908, 1919, 1934, 1941 y 1955; a las leyes orgánicas de la Procuraduría General de la República de 1974, 1983 y 1996.[1]

Es a partir de 1984, durante el gobierno del presidente Miguel de la Madrid que las leyes mexicanas emitidas por el congreso y los reglamentos dados por el presidente de la República separan el concepto de la policía del de la oficina que se encarga de administrarla: Mientras que la Ley Orgánica de 1983 establece la figura de la Policía Judicial Federal, el reglamento que se publica en el Diario Oficial de la Federación el 8 de marzo de 1984 establece la Dirección General de la Policía Judicial.[1]

El reglamento de 1985 crea la Supervisión General de los Servicios Técnicos y Criminalísticos a la cual queda adscrita la Policía Judicial Federal para más tarde, en 1987, sea sustituida por la nueva Dirección General de la Policía Judicial de la Federación que quedó adscrita a la Subprocuraduría de Procedimientos Penales. Situación que sería ratificada por el reglamento emitido en febrero de 1991,[1]​ ya durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

Sin embargo, el reglamento de julio de 1991, la Dirección General quedaría adscrita a la Coordinación General para la Atención de los Delitos contra la Salud, como sería ratificado en el reglamento de marzo 1993. Meses más tarde, en el reglamento de 1993, pasaría a la Subprocuraduría de Delegaciones y Visitaduría.[1]

Conforme acabó el siglo XX, el descrédito que alcanzó a los policías judiciales, coloquialmente llamados judas, en clara alusión al apóstol Judas Izcariote, fue enorme. Al punto que la Policía Judicial Federal se convirtió, a su vez, en el descrédito de la Procuraduría General de la República. Ante esta situación y el triunfo de Vicente Fox en las urnas, éste decretó el 30 de octubre de 2001 una reforma profunda al reglamento (publicado el 1º de noviembre) que creó la Agencia Federal de Investigaciones como una oficina que integraría a la Policía Judicial Federal, en sustitución de la anterior Dirección General de Planeación y Operación, la que dependería directamente del Ministerio Público Federal.[3]

Posteriormente, en concordancia con lo anterior, el 27 de diciembre de 2002 se publicó una nueva Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República que desapareció formalmente a la Policía Judicial Federal al sustituirla por la Policía Federal Investigadora que a su vez sería parte de la Agencia Federal de Investigaciones.[2]

Other Languages