Política de Suecia

Fachada del Parlamento sueco.

Suecia es una monarquía constitucional con una forma parlamentaria de gobierno. El Rey, Carlos XVI Gustavo, desempeña únicamente funciones protocolarias como Jefe del Estado. El Parlamento es unicameral, siendo elegidos los parlamentarios directamente por representación proporcional para legislaturas de cuatro años.

En Suecia rige el sufragio universal desde los 18 años de edad. La participación electoral fue del 81,4% en las elecciones de 1998.

El Partido Socialdemócrata (SAP) se ha mantenido en el poder, unas veces solo y otras en coaliciones, durante los períodos de 1932- 1976 y 1982- 1991, y también desde 1994, mientras que los partidos no socialistas ejercieron el poder central de 1976-1982 y 1991-1994. Después de las elecciones de 1998, el SAP formó un gobierno de minoría ocupando 131 de los 349 escaños del Parlamento. En 2006 ganó la coalición de centroderecha, que ha revalidado su mandato en 2010.

Constitución

La Constitución Sueca consiste en cuatro leyes fundamentales. La más importante es el Instrumento de Gobierno de 1974, que establece los principios básicos de la vida política sueca, definiendo derechos y libertades. La Ley de Sucesión es un tratado entre el viejo Riksdag de los Estados y la Casa de Bernadotte, regulando su acceso a la corona real sueca.

La Ley de Libertad de Prensa de 1766 , establece y define los derechos de libertad de expresión y también el acceso libre los ciudadanos a información en manos de cualquier institución pública. Ha sido reformada varias veces y se trata de forma más extensa en la Ley Fundamental sobre la Libertad de Expresión.

Las cuatro leyes fundamentales son:

  • Instrumento de Gobierno (1974)
  • Ley de Sucesión (1809)
  • Ley de Libertad de Prensa (1766)
  • Ley Fundamental sobre la Libertad de Expresión (1991)
Other Languages