Política de Letonia

Escudo de armas de Letonia.

La política de Letonia se desarrolla en el marco de una república democrática representativa y parlamentaria. El gobierno de Letonia está compuesto por el Presidente, el Primer Ministro y los ministros de cartera.

El Presidente ostenta el título de jefe de Estado. El poder ejecutivo es ejercido por el gobierno. El poder legislativo está compartido entre el gobierno y el Parlamento, el Saeima. El poder judicial es independiente del legislativo y el ejecutivo.

Presidente

El Presidente es elegido por el Parlamento (Saeima) en mandatos de cuatro años. Un Presidente sólo puede ocupar el cargo durante dos mandatos como máximo. La elección se realiza de forma secreta y por mayoría absoluta.[1] El Presidente ejerce de jefe de Estado, desempeñando una función ceremonial como es normal en otras repúblicas parlamentarias, donde el Presidente tiene más influencia y autoridad que poder político.

Aunque el Presidente es formalmente el comandante en jefe de las fuerzas armadas, firma tratados, representa a Letonia en el extranjero y oficialmente nombra a los embajadores, estas facultades están constitucionalmente sujetas a la firma conjunta del Primer Ministro o del ministro competente, el cual es responsable de ellas.[2] El Presidente, sin embargo, tiene discreción para proponer nueva legislación al Parlamento, vetar legislaciones, convocar referéndums que versen sobre leyes y nombrar al Primer Ministro. El Presidente también tiene el derecho, in extremis, de convocar un referéndum para disolver el Parlamento: si el referéndum tiene resultado positivo, el Parlamento es disuelto, pero si el resultado es negativo, el Presidente está obligado a dimitir.

El Presidente actual es Raimonds Vējonis, que gobierna el país desde el 8 de julio de 2015.

Other Languages