Política de Corea del Sur

El sistema político de Corea del Sur se define como una república democrática presidencialista, donde el Presidente es el jefe del Estado, y que se rige por un sistema liberal pluripartidista de democracia representativa o "figurativa". A su vez, el Primer ministro de Corea del Sur es el jefe de Gobierno. El poder legislativo lo ejercen el Gobierno y la Asamblea Nacional ( Gukhoe) mientras que el poder judicial, que es independiente, lo ejercen la Corte Suprema y para apelaciones, el Tribunal Constitucional.

Desde 1948, la Constitución de Corea del Sur ha sufrido cinco reformas importantes, y cada una de ellas significaba una nueva república. La actual Sexta República comenzó con la última reforma constitucional de 1988, en la que se establecieron las bases para que Corea del Sur se convirtiera en una democracia parlamentaria.

Historia de Corea del Sur como democracia

Década de 1990

Roh Tae-woo fue el primer Presidente de Corea del Sur de la Sexta República.

La Sexta República de Corea del Sur comenzó en 1987, y fue la que estableció las bases para que el país se convirtiera en una democracia representativa. Tras varios años de movilizaciones populares, el primer ministro Roh Tae-woo anunció el 29 de junio de 1987 la restauración de los derechos civiles y una reforma de las leyes políticas, por las que el cargo de Presidente (que ocupaba hasta entonces Chun Doo-hwan) sería elegido con un sistema directo. La reforma constitucional se aprobó por referendum en octubre del mismo año. Las primeras elecciones presidenciales bajo la Sexta República se celebraron el 16 de diciembre de 1987, y en ellas salió elegido con el 36% de los votos Roh Tae-woo, del gobernante Partido de la Justicia Democrática.[3]

Bajo el gobierno de Roh Tae-woo se decretaron leyes para recobrar las libertades individuales y eliminar cualquier vestigio de anteriores regímenes autoritarios. Se recobró la libertad de prensa, se reconoció la autonomía de las universidades, y se eliminaron las restricciones para viajar al extranjero. Sus primeros meses de gobierno coincidieron con la celebración de los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, que sirvieron para abrir el país a nivel internacional. El Gobierno estableció relaciones diplomáticas con países de órbita comunista como la Unión Soviética o la República Popular China. También se entablaron conversaciones con Corea del Norte, que se tradujeron en tímidos acercamientos y el ingreso en la Organización de las Naciones Unidas de ambos países en 1991. En ese tiempo, se produjo una gran alianza del partido gobernante con dos partidos conservadores en la oposición, entre ellos la formación de Kim Young-sam, para crear el actual Partido Saenuri.[4]

En 1992, Kim Young-sam ganó las elecciones. Young-sam se convirtió en el primer presidente civil en 30 años, y prometió construir una "Nueva Corea". Bajo su gobierno se produjo una liberalización económica que disparó el producto interno bruto, y se promulgaron reformas para acabar con la corrupción política. Por demanda popular, los presidentes Chun Doo-hwan y Roh Tae-woo fueron juzgados por corrupción, financiación ilegal y, en el caso de Chun, responsabilidades en la represión del levantamiento de Gwangju.[6]

El nuevo presidente fue Kim Dae-jung del Partido Democrático, que hasta esa fecha era el principal partido de la oposición. Era la primera vez que se producía un traspaso pacífico de poderes entre partidos. Dae-jung continuó el proceso de reformas políticas para democratizar el país, y su país pudo recuperarse de la crisis económica gracias a un programa de inversiones extranjeras, cooperación industrial y reformas laborales.[7]

Década del 2000

En diciembre de 2002, el Partido Democrático volvió a ganar con el liderazgo de Roh Moo-hyun, en una victoria que supuso la llegada de una nueva generación de políticos y grupos civiles. A diferencia de otros presidentes anteriores, Roh llegó sin demasiada experiencia en gestión pública, que suplió con un programa de regeneración política.[8]

Roh Moo-hyun sufrió una importante derrota en las elecciones locales de 2005, que motivó la unión de su formación política con el Partido Democrático.[9]

Other Languages