Plutarco Elías Calles

Plutarco Elías Calles
Plutarco Elias Calles.jpg

Seal of the Government of Mexico.svg
Presidente de los Estados Unidos Mexicanos
1 de diciembre de 1924- 30 de noviembre de 1928
Predecesor Álvaro Obregón
Sucesor Emilio Portes Gil

Seal of the Government of Mexico.svg
Secretario de Hacienda y Crédito Público
29 de septiembre de 1933- 29 de diciembre de 1933
Presidente Abelardo L. Rodríguez
Predecesor Alberto J. Pani
Sucesor Marte R. Gómez

Seal of the Government of Mexico.svg
Secretario de Guerra y Marina
16 de octubre de 1931- 31 de julio de 1932
Presidente Pascual Ortiz Rubio
Predecesor Joaquín Amaro Domínguez
Sucesor Abelardo L. Rodríguez

1 de junio de 1920- 30 de noviembre de 1920
Presidente Adolfo de la Huerta
Predecesor Francisco L. Urquizo
Sucesor Benjamín Hill

Seal of the Government of Mexico.svg
Secretario de Educación Pública
1929-1929
Presidente Emilio Portes Gil
Predecesor Ezequiel Padilla
Sucesor Joaquín Amaro Domínguez

Logo Partido Nacional Revolucionario.svg
Presidente del Partido Nacional Revolucionario
4 de marzo de 1929- 4 de marzo de 1929
Predecesor Primero en el cargo
Sucesor Manuel Pérez Treviño

Seal of the Government of Mexico.svg
Secretario de Gobernación
1 de diciembre de 1920- 1 de septiembre de 1923

Seal of the Government of Mexico.svg
Secretario de Industria, Comercio y Trabajo
31 de mayo de 1919- 1 de febrero de 1920
Presidente Venustiano Carranza
Predecesor León Salinas
Sucesor León Salinas

Coat of arms of Sonora.svg
Gobernador de Sonora
1918-1919
Predecesor Cesáreo G. Soriano
Sucesor Adolfo de la Huerta

1917-1918
Predecesor Adolfo de la Huerta
Sucesor Cesáreo G. Soriano

Información personal
Nombre nativo Plutarco Elías Calles Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 25 de septiembre de 1877
Bandera de México Guaymas, México
Fallecimiento 19 de octubre de 1945
(68 años)
Bandera de México México, D. F México
Nacionalidad Mexicana Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Ateo,[2]
Partido político Partido Nacional Revolucionario
Familia
Cónyuge Natalia Chacón[1]
Leonor Llorente[1]
Información profesional
Ocupación Maestro
Militar
Rango
Participó en Revolución mexicana Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Francisco Plutarco Elías Campuzano,[2] el «Jefe Máximo de la Revolución», ( Guaymas, Sonora; 25 de septiembre de 1877Ciudad de México, Distrito Federal; 19 de octubre de 1945) fue un pedagogo, militar y político mexicano que fue presidente de los Estados Unidos Mexicanos en el cuatrienio de 1924 a 1928; figura clave en la historia de México.

Hijo natural del burócrata Plutarco Elías, que provenía de una familia de terratenientes y mineros con una buena posición económica, la cual con el paso de los años se fue reduciendo debido a todos los problemas sociales, políticos y económicos de la época.[1]

Trabajó como cantinero, administrador de un hotel en Guaymas, Sonora en un molino en Fronteras, periodista, y maestro e inspector de escuelas. En 1911 fue nombrado comisario de Agua Prieta, donde sofocó un levantamiento magonista. En 1912 se sumó a las fuerzas revolucionarias en el gobierno de Francisco I. Madero para enfrentar la rebelión de Pascual Orozco. A la caída de Madero, en 1913 se unió al constitucionalismo encabezado por Venustiano Carranza y estuvo bajo el mando de Álvaro Obregón. Al finalizar la lucha contra Victoriano Huerta, con el grado de coronel[6] enfrentó con éxito los ataques de Francisco Villa a Sonora, desde Agua Prieta.

En 1915 fue nombrado gobernador interino de Sonora. Después fue nombrado secretario de Fomento y Trabajo en el gabinete del presidente Venustiano Carranza. En 1920 se adhirió a la campaña electoral de Álvaro Obregón. Al triunfar el Plan de Agua Prieta, ocupó la Secretaría de Guerra en el gobierno de Adolfo de la Huerta y posteriormente la de secretario de Gobernación en el gobierno de Obregón.

Favorito de Obregón, en 1924 es elegido presidente de la República. Durante su gobierno creó el Banco de México, ordenó la construcción de carreteras, creó la primera línea aérea, fundó los bancos Ejidal y Agrícola, restauró la Escuela de Agronomía de Chapingo y fundó la Escuela Médico-Veterinaria, construyó presas, sistemas de riego y numerosas escuelas rurales. Durante su mandato también se inicia la llamada Guerra Cristera debido, entre otras cosas, al artículo 130 de la Constitución y porque la iglesia debía registrarse para poder ser oficial y pagar cuota al gobierno. Calles hizo cumplir dichas medidas por medio de la fuerza, lo que agravó el conflicto, que terminaría hasta 1929.

Álvaro Obregón se reeligió como presidente de México y, durante la celebración de su triunfo, fue asesinado en 1928. Es importante destacar que, en un contexto que era propicio para que Calles extendiera su mandato, para sorpresa de muchos, en su último informe de Gobierno, creó la llamada "la etapa de las instituciones" (de la Revolución mexicana). Gracias a ello—conforme a lo dispuesto por la Constitución—el Congreso de la Unión designó presidente interino a Emilio Portes Gil, quien convocó a nuevas elecciones para 1929.

El mensaje ante el Congreso no dejaba de ser, sin embargo, una paradoja en sí mismo, pues si bien Calles hablaba de la necesidad de dejar de ser un país de caudillos para convertirnos en un país de instituciones, él mismo se convirtió en un caudillo arquetípico.

El 4 de marzo de 1929, Calles y varios militares y caudillos de la revolución Mexicana, fundan el Partido Nacional Revolucionario (PNR) antecesor del PRI. Este partido nació como una federación de partidos políticos regionales, grupos políticos diversos, generales y caudillos sobrevivientes de la lucha armada.

El primer candidato presidencial del PNR fue Pascual Ortiz Rubio, quien resultó elegido presidente en 1929. Desde entonces hasta su expulsión del país en 1936, Plutarco Elías Calles jugó un papel clave en la política de México. Entonces se le conoció como el Jefe Máximo de la Revolución y como el Maximato ( 1928- 1934). En 1932, Pascual Ortiz Rubio renuncia a la presidencia, después de no soportar la injerencia de Calles en su gobierno. En su lugar es nombrado presidente interino el general Abelardo L. Rodríguez, que se ocupa de los asuntos administrativos, y Calles de la política nacional. En esta época se modifica el artículo 3 de la Constitución para la enseñanza de la educación socialista.

En 1934 Calles postula como candidato a la presidencia al general Lázaro Cárdenas, con el llamado Plan Sexenal. Cárdenas es elegido y Calles le impone gente de su confianza en el gabinete presidencial. La madrugada del 10 de abril de 1936, Cárdenas, acompañado por un cuerpo militar, saca a Calles de su casa (en pijama),[7] y lo lleva hasta un avión del Ejército Mexicano que lo llevará a California. De esta manera Cárdenas expulsa del país a Calles y pide la renuncia de todos los callistas en su gobierno. Plutarco Elías Calles fija su residencia en San Diego, California y regresa a México hasta que el presidente Manuel Ávila Camacho, al final de su mandato, le permite de nuevo residir en el país adonde regresa gravemente enfermo. Murió el 19 de octubre de 1945 en la Ciudad de México.

Familia y juventud

El Coronel José Juan Elías, «El Chinaco», su abuelo paterno.

El origen de los Elías se atribuye a judíos sefardíes.[12] aguerrido militar liberal que murió en combate contra las fuerzas imperialistas de Maximiliano I de México.

Su hijo Plutarco Elías Lucero ( 1848- 1917)[14]

Durante su estancia en Ures Elías Lucero convivió y procreó dos hijos con la profesora Juana Lidia Malvido, con quien vivió hasta 1876. Ese año se traslada a Guaymas y se une temporalmente con María de Jesús Campuzano Noriega ( 1844- 1880),[16] y tuvieron dos hijos.

Los hermanos Elías Campuzano fueron Francisco Plutarco, nacido el 25 de septiembre de 1877 en Guaymas, Sonora; y María Dolores. Sus medios hermanos fueron Arnulfo ( 1866), Aquila Clemencia ( 1867) y Francisco Calles Campuzano ( 1868);[19]

Su padre, alcohólico y de inconstancia e irresponsabilidades conocidas, los abandonó y se marchó a su mermada finca en San Pedro Palominas. Su madre murió en 1880 y a partir de ese momento y hasta los veinte años, Plutarco quedó a cargo de su tía materna María Josefa Campuzano y de su esposo Juan Bautista Calles, hermano de la primera pareja de su madre.

Guaymas, Sonora, lugar de nacimiento de Plutarco Elías Calles.

Plutarco se mudó con ellos a Hermosillo, donde cursó sus estudios básicos. Su abuela materna, Bernardina Lucero Urías (1830-1902),[20] ocasionalmente lo visitaba y le contaba las hazañas de sus tíos, que fueron personas de buena posición económica.

Su tío, Juan Bautista Calles, tenía un local donde vendía licores y abarrotes. Él se preocupó por cuidado y su educación, pues entre sus hermanos había varios maestros de escuela; de él Plutarco adoptó el apellido Calles. Inicialmente, se le conoció como Plutarco Calles hasta 1897, cuando se reencontró con su padre, y fue entonces cuando decidió agregarle el apellido Elías a su nombre.

En 1888, Calles estudió con el profesor Benigno López Serra en la Academia de Profesores, con el propósito de hacerse maestro; se recibió en 1894 y se dedicó al magisterio. Llegó a ser inspector de las Juntas de Instrucción Pública en Hermosillo, profesor en la Escuela #1 para varones y ayudante en el Colegio de Sonora. En 1897 regresa a Guaymas, donde fue maestro del quinto grado en la Escuela #1, editó la “Revista Escolar” y dirigió la escuela de la Sociedad de Artesanos “El Porvenir”.[2]

Ese mismo año su padre lo lleva a Arizpe, de donde regresó Calles desorientado y un poco alcohólico. Por ese tiempo Calles escribió un poema titulado "Duda", que revela su profundo conflicto de identidad. En sus memorias, Adolfo de la Huerta refiere así su primer encuentro con Calles:

«Conocí a Calles cuando éste desempeñaba el oficio de ayudante de profesor de párvulos, en una escuela de Hermosillo, y al saber que era de Guaymas me le acerqué afable y le pregunté de qué familia era..."De la mía", me contestó; seca frase que bien demuestra su poco gusto en que fuera investigado su origen.»[21]

Para 1899 Plutarco logró separarse del alcohol y tomó un camino distinto al de su padre: se casó por lo civil únicamente con Natalia Chacón, comenzando un año después la creación de lo que sería una numerosa familia. Durante dos años Calles desempeñó sin éxito varios empleos. Además de maestro fue tesorero municipal del puerto de Guaymas e inspector general de educación, puestos de los que fue despedido por sospecha de fraude. Posteriormente se vuelve administrador del "Hotel México", propiedad de su medio hermano Arturo Elías; cargo que dejó Plutarco al incendiarse el inmueble el 10 de enero de 1903.[22]

"Aquellos años de la vida de Plutarco Elías Calles fueron muy poco afortunados; no parecía sino que un destino adverso le perseguía constantemente. En Guaymas circuló una versión malévola que lo acusaba de haber dispuesto de dinero que, como cajero de una agrupación de profesores, le habían sido confiados[...]Pero a más de que aquella versión, falsa y todo, se extendió.

La amistad y protección del entonces secretario de gobernación de Sonora, Alberto Cubillas, vinieron a favorecerle y fue nombrado [Calles] presidente municipal de Fronteras[…] Lo cierto es que surgieron malas voluntades en los vecinos y Calles tuvo que volver a Guaymas.

En esos días su hermano Arturo Elías era propietario de un hotel, y Plutarco fue puesto como encargado de la cantina. El hotel se incendió poco después, y como estaba bien asegurado no faltaron las malas lenguas e propalaron la versión de un incendio provocado intencionalmente y aún señalaron a Plutarco como el autor. Pero en honor a la verdad, hay que decir que el cargo era infundado.

Su amistad con Cubillas volvió a favorecerle, y fue nombrado tesorero municipal de Guaymas; pero nuevamente la mala suerte se ensañó con él: al recibir la tesorería de manos de su antecesor, éste le entregó, entre otros documentos, un vale personal por la cantidad de seis mil pesos. Calles, […] por exceso de confianza, […] aceptó el vale y cuando poco después un visitador […] le practicó una visita y le encontró aquel vale, […] no quiso aceptarlo, y levantando (el) […] acta se dispuso a consignar a Plutarco responsable del delito.

Calles […] consiguió entre sus amigos la cantidad requerida, que reintegró a la caja de la tesorería, pero el visitador, […] hizo de todos modos la consignación."[21]

A principios del siglo XX a Elías Lucero le quedaban todavía unas 9 mil hectáreas en Santa Rosa, cerca de Fronteras. En 1903 la Secretaría de Fomento le otorgó los documentos de adjudicación correspondientes. Ahí, Elías Calles se dedicó a la agricultura: plantaba trigo, papa y maíz, sin embargo, tampoco con ello adquirió estabilidad económica. El labriego Calles no sabía sembrar y no tenía buena maquinaria para el negocio. En 1906 se retira de la agricultura y sin éxito, solicitó una concesión minera.

Ese año lo visita en Santa Rosa su amigo Santiago Smithers, quien lo persuade de hacerse cargo de la gerencia del molino harinero “Excélsior” en Fronteras. Calles acepta y en 1910 el Banco de Sonora embarga el molino.

Ese año inicia un negocio de compra-venta de pasturas, semillas y harinas llamado “Elías, Smithers y Compañía”. En el almacén de ese negocio se efectuaron algunas reuniones del maderismo guaymense con el que Calles simpatizaba. En abril de 1911 el negocio de Calles y Smithers cierra; y por ello vuelve al alcohol. Sus responsabilidades hicieron que se rehabilitara por sí mismo; pues para 1911, ya habían nacido cinco de los doce hijos que procreó con Natalia Chacón.

"Después, Calles se asoció con [...] Santiago Smithers, descendiente de norteamericanos, hombre honesto, trabajador y que gozaba de prestigio y general estimación en el Estado. La nueva sociedad prosperó al principio, pero el incendio de un almacén y los primeros brotes de la revolución descompusieron la situación y fue entonces cuando Calles se inclinó a favor de la tendencia revolucionaria".[21]

Other Languages