Pleurodeles waltl

Symbol question.svg
 
Gallipato
Pleorodeles waltl.jpg
Pleurodeles waltl
Estado de conservación
Casi amenazado (NT)
Casi amenazado ( UICN)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Lissamphibia
Orden: Caudata
Familia: Salamandridae
Subfamilia: Pleurodelinae
Género: Pleurodeles
Especie: P. waltl
Michahelles, 1830
Distribución
Distribución de Pleurodeles waltl.
Distribución de Pleurodeles waltl.
[ editar datos en Wikidata]

El gallipato (Pleurodeles waltl) es el mayor anfibio urodelo de Europa, un tritón que puede llegar a alcanzar los 30 cm de longitud, de los que aproximadamente la mitad corresponden a la cola. Se encuadra en la familia Salamandridae, la misma que la salamandra común y la mayoría de los urodelos europeos.

Descripción

Posee una cabeza grande, ancha en la parte posterior, con ojos pequeños, que se vuelven saltones hacia arriba cuando la aplasta hasta convertirla en apenas un disco semicircular.

El cuerpo se halla cubierto por verrugas de punta negra y su coloración varía del prácticamente negro al amarillo pálido, aunque suele ser gris pardusca con manchas oscuras y un color más claro en la parte ventral.

Los abultamientos de los costados corresponden a los extremos de las costillas.

La cola, comprimida lateralmente, suele mostrar la misma coloración que el resto del cuerpo con bandas anaranjadas ocasionalmente en los bordes superior e inferior.

Presenta crestas caudales pequeñas, algo más desarrolladas en los machos durante el periodo reproductivo.

En cada costado se hace visible una hilera de 7 a 10 manchas anaranjadas que coinciden con los extremos de las costillas y por donde, en ocasiones, asoman los extremos de éstas, considerado este hecho como un mecanismo de defensa por diversos autores. Este mecanismo podría ser considerado como un primitivo y rudimentario sistema de inoculación, aunque es totalmente inofensivo para el hombre.[2]

En caso de ataque, a la vez que las costillas se extienden hacia el exterior del cuerpo, secrecionan un veneno que se produce en glandulas existentes para tal efecto. Estas costillas recuviertas de veneno crean un eficiente mecanismo de picadura que inyecta toxinas el la fina piel de la boca del depredador. El efectivo sistema inmunológico del gallipato y las costillas recubiertas de colágeno consiguen que la piel perforada durante este mecanismo de defensa se recupere rápidamente y sin infecciones.[3]


En cuanto a dimorfismo sexual, los machos suelen ser más estilizados que las hembras, con unos miembros anteriores más robustos, los cuales presentan unas callosidades de color negro en la época de celo. Sirven para afianzar la aprehensión durante el amplexo, evitando que se escurra la hembra mientras la agarra desde abajo.