Plazas de soberanía

Plazas de soberanía de España, incluyendo la isla de Alborán y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Plazas de soberanía es el término histórico con el que se denomina desde el siglo XIX a los territorios españoles situados en el norte de África, en contraposición a las áreas que constituían el protectorado español de Marruecos. En la actualidad, esta nomenclatura sigue utilizándose para la identificación de las islas y peñones frente a la costa norte de Marruecos, pero no para referirse a Ceuta y Melilla.

Históricamente, las plazas de soberanía eran cinco (supervivientes de las antiguas plazas fuertes de África), subdivididas habitualmente entre las denominadas plazas mayores y las plazas menores. Las actuales Ceuta y Melilla eran las mayores y las islas Chafarinas, las islas Alhucemas y el peñón de Vélez de la Gomera eran las denominadas menores.

Aparte de las anteriores, la isla de Perejil, un islote deshabitado situado cerca de la península Tingitana, a pocos metros del litoral marroquí, fue el objeto de una confrontación entre España y Marruecos en 2002, y ha sido frecuentemente calificado como una plaza de soberanía. El estatus no se sabe con claridad, ya que formalmente no pertenece a ninguno de los Estados y actualmente es de facto una terra nullius, debido en parte al acuerdo suscitado entre Marruecos y España, mediante el cual se llegó a la resolución de que en la isla no habría ni presencia militar ni ningún símbolo de soberanía.[1] De forma similar, la isla de Alborán también ha sido erróneamente calificada como plaza de soberanía, ya que administrativamente forma parte del término municipal de la ciudad andaluza de Almería.

Estatus actual

Vista del Peñón de Vélez de la Gomera desde la costa de Marruecos.
Peñón de Alhucemas, situado en las islas Alhucemas.
Isla del Congreso vista desde el Cabo de Agua, en Marruecos.
Vista de la isla de Isabel II, perteneciente al archipiélago de Islas Chafarinas.

Tradicionalmente, las plazas de soberanía se han dividido en:

  • Plazas mayores. Estas son Ceuta y Melilla, que se transformaron en 1995 de acuerdo a la Constitución en ciudades autónomas, estatus similar al de comunidad autónoma, con competencias superiores a las de un municipio, ya que pueden decretar regulaciones ejecutivas, pero inferiores a las de una comunidad autónoma, puesto que no tienen cámaras legislativas propiamente dichas. En la actualidad, el término plazas de soberanía nunca se usa para referirse a ambas ciudades autónomas.
  • Plazas menores. Son islotes situados junto a la costa septentrional de África, sin población civil pero con efectivos militares permanentes. Debido a esta situación y al escaso tamaño de los territorios, todos están directamente gobernados desde Madrid por el Gobierno de España, y constituyen un caso único en el país debido a que, a diferencia de otros islotes (como Alborán, que pertenece a la provincia de Almería, o Tabarca, que pertenece a la provincia de Alicante), éstos no pertenecen ni a las ciudades autónomas ni tampoco a ninguna comunidad, por lo que se les otorga un estatus especial.

Los primeros borradores de los estatutos de autonomía de Ceuta y Melilla, datados en 1986, repartían todas las posesiones restantes en el norte de África entre las dos ciudades, siendo Vélez de la Gomera para Ceuta y las islas Chafarinas y Alhucemas para Melilla. En la redacción final de estos documentos se omitieron dichas incorporaciones. Cabe destacar además, que ya que forman parte del territorio español, también son parte de la Unión Europea.

Estas posesiones fueron atacadas por los rifeños en la Guerra del Rif, y al inicio de la sublevación del 17 y 18 de julio de 1936 quedan desde el primer momento en manos del bando sublevado. Cuando en 1956 España se retiró de su protectorado y reconoció la independencia de Marruecos no se vieron afectadas en su estatus, puesto que nunca formaron parte de dicha entidad territorial.

Los territorios norteafricanos de España son reclamados por movimientos irredentistas marroquíes como parte del Gran Marruecos, pero España nunca ha negociado su soberanía puesto que son parte integrante del territorio español.[2]

Other Languages
Bahasa Indonesia: Plaza de soberanía
norsk bokmål: Plazas de soberanía
Tiếng Việt: Plazas de soberanía
Bân-lâm-gú: Chú-koân só͘-chāi