Plaza de Santa Ana (Madrid)

Vista de la plaza, con la estatua de Lorca en el centro y el Hotel Reina Victoria al fondo.

La plaza de Santa Ana (también conocida antiguamente por plaza del Príncipe Alfonso)[1] es una plaza urbana ubicada en el centro de Madrid. Esta plaza, que ha cambiado en diversas ocasiones a lo largo de su historia, se encuentra en el denominado Barrio de las Letras.

Historia

Monumento a Calderón de la Barca en la Plaza de Santa Ana ( Joan Figueras Vila, 1878).

Debe su origen a José I quien en 1810, dado su afán por el saneamiento urbano de Madrid, encargó a Silvestre Pérez el diseño de una nueva plaza, demoliendo el antiguo convento de las Carmelitas Descalzas y las casas anexas. El solar resultante se ajardinó y comenzó a tomar su fisonomía actual.[2] En 1880 se demolieron algunas casas que impedían ver el Teatro del Príncipe, construido en 1745, actual Teatro Español, quedando completamente dispuesta la configuración actual.

Hay en ella gran número de restaurantes, cafeterías y bares de tapas, que cubren con sus terrazas la mayor parte de su superficie. La Cervecería Alemana, establecimiento de 1904, frecuentada por funcionarios de la embajada americana, por toreros como Dominguín, escritores como Ernest Hemingway y por los primeros hippies que tuvo Madrid, allá por los años 1970, es uno de sus establecimientos más señeros.

La cafetería La Suiza, casi centenaria es también famosa, y destaca por su leche merengada. El colmado Villa Rosa, de los años 1930, conserva una gran decoración de azulejos andaluces. Las paredes de su exterior también están decoradas por cuadros de azulejos.

En uno de sus laterales se edificó, a principios del siglo XIX, un lujoso hotel (el actual ME Reina Victoria) que alcanzó fama por ser el lugar preferido de los más populares toreros. Manolete, por ejemplo, reservaba siempre, por superstición, la habitación número 220 del hotel.[3]

En su esquina con la calle del Príncipe se encuentra el Teatro Español, existente ya en el siglo XVII con el nombre de Corral del Príncipe y anexo a otro corral más antiguo, el de la Pacheca.[4]

Tiene estatuas dedicadas al dramaturgo del Siglo de Oro Calderón de la Barca y al poeta granadino Federico García Lorca.

Other Languages