Plaza Ñuñoa

La Plaza Ñuñoa.

La Plaza Ñuñoa es un tradicional sector de la comuna de Ñuñoa, al oriente de la ciudad de Santiago de Chile en el cual se combinan circuitos de bares y restoranes, lugares de entretenimiento, centros culturales además de ser un punto de encuentro clásico para los residentes de la comuna. A través de los años, no sólo ha crecido en número de oferta de entretenimiento y cultura, sino que también la zona ha sido víctima de un auge inmobiliario, cosa que divide a los vecinos antiguos que ven en ese cambio una amenaza a la tradicional vida de barrio del sector y otros que aceptan esa transformación de la que es parte también la misma capital chilena. Algunos lugares clásicos del sector son Las Lanzas, la Fuente Suiza, La Tecla, El Dante y la Taverna Della Piazza. También se cuenta al Teatro de la Universidad Católica y el panteón de las bandas chilenas, La Batuta.

Historia

Fuente frente a la municipalidad.
Ubicación espacial de la comuna.
Tradicional pérgola de la Plaza Ñuñoa.

El origen de los terrenos de la plaza depende de su localización en relación al antiguo camino de Ñuñoa o actual Avenida Irarrázaval. Los terrenos al sur del camino de Ñuñoa son los más antiguos, pues su origen se remonta al primer siglo del período colonial. Existen antecedentes ya en el siglo XVII de la existencia de una modesta capilla en esta zona que posteriormente fue creciendo por la construcción de nuevos edificios anexos destinados al alojamiento de los religiosos encargados de ella. En 1801 el cura presbítero de Ñuñoa Enrique Buenaventura Camus compró un trozo de terreno adyacente a la capilla de aproximadamente 1,5 Ha a Gerónimo Bravo de Náveda y Arancibia, quien a su vez lo había recibido como donación de su primo Francisco Peraza y Arancibia en 1776. Por otra parte, el sector norte de la Plaza deriva de la antigua chacra del conquistador Juan Zurbano. Este terreno originalmente de un área aproximada de 45 Ha fue adquirido por don Francisco de Arancibia y Sánchez Briceño en 1717 de doña Ana de Abarca. Posteriormente el terreno fue heredado por el ya mencionado Francisco Peraza, su sobrino, quien a su vez lo donó a su primo Gerónimo Bravo de Náveda y Arancibia. A inicios del s. XIX la chacra de Zurbano estaba en manos de Diego Recabarren Jofré (esposo de doña Candelaria Bravo de Náveda, hija de don Gerónimo) y luego de su fallecimiento sufriría una rápida fragmentación por venta de sus hijos a múltiples nuevos propietarios. Finalmente una pequeña parte, ubicada al norte del camino de Ñuñoa y al frente de la antigua capilla, sería adquirida por la Municipalidad de Ñuñoa transformándose luego en el solar de la actual Municipalidad de Ñuñoa. Aún subsisten dos palmeras sobresalientes en la vereda sur que son fiel testimonio de su lejano pasado. La llegada del trolley y algunos pequeños locales comerciales dieron mayor impulso a la zona, de la cual se desprendía entrando el siglo XX la comuna de Providencia.

La importancia actual de la plaza aparece desde fines de los años 60's con la densificación de la urbanización colindante y la aparición de espacios culturales como el Teatro Dante (actual Teatro UC) que se interconectaba con la naciente densificación de la Plaza Egaña. Desde la década de los 80's la Plaza Ñuñoa comienza a ser frecuentada por grupos de estudiantes e intelectuales en los pocos bares que había en el sector- en que se destacaba Las Lanzas- en un espacio que empezó a ser identificado como cultural e izquierdoso. Desde los 90's comienza una acelerada transformación del barrio en el cual su oferta se hace más variada y con esto se coloca entre los grandes barrios bohemios de Chile. El antiguo carácter tradicional del barrio dio paso a una zona rodeada de edificios, numerosos bares y restoranes además de actividades culturales anexas. Algunos puntos de la zona de Plaza Ñuñoa que se destacan por diferentes motivos son:

  • Plaza Ñuñoa: Trata de las calles que rodean a la plaza en su lado norte y sur. En este perímetro conviven distintas edificaciones en un programa armonioso junto a las actividades del sector.
  • Jorge Washington/Plaza J.Walker: Desde el año 2003, esta zona ha sido testigo de una construcción en cadena de edificios en altura provocando una serie de discusiones que han terminado con el congelamiento de nuevos permisos de edificación 2006-2007 y la presentación de un nuevo plan regulador. Anexado en parte a las primeras cuadras de la Avenida Holanda, estas cuadras combinan edificaciones de altura con pubs y restoranes.
  • Dublé Almeyda/Doctor Johow: Al lado sur de la plaza, se junta una calle que aún mantiene baja edificación junto a otra (D.Almeyda) que ha concentrado gran parte del boom inmobiliario de la comuna. Se puede ver también la llegada de nuevos modelos comerciales (desde farmacias hasta colegios y jardines infantiles) para atender las necesidades de los nuevos vecinos del sector. Referencia del sector sur-poniente del barrio.
  • Simón Bolívar/Diagonal Oriente: Esta zona aún mantiene un sello residencial junto a un perfil homogéneo; hay un tradicional pequeño polo comercial. Se anexa a los barrios residenciales al nor-oriente y oriente de la comuna.
Other Languages
English: Plaza Ñuñoa