Plateresco

Fachada de la Universidad de Salamanca.

El Plateresco, también llamado gótico plateresco, Protorrenacimiento, estilo Isabel, estilo Reyes Católicos (estos dos últimos en referencia a su primera fase) y estilo Príncipe Felipe (referido a su fase renacentista), fue una corriente artística, especialmente arquitectónica, tradicionalmente tenida por exclusiva de España y sus territorios, que apareció entre el último Gótico y el Renacimiento, a finales del siglo XV, extendiéndose durante los dos siglos siguientes.

Resulta de una modificación del espacio gótico y de una fusión ecléctica de componentes decorativos mudéjares, del gótico flamígero y lombardos, así como primerizos elementos renacentistas de origen toscano.[1]

Ejemplos son la inclusión de escudos y pináculos, las fachadas divididas en tres cuerpos (mientras que las renacentistas están divididas en dos) y las columnas de tradición renacentista. Llegó a su máxima expresión durante el reinado de Carlos I,[5]

El estilo se caracteriza por una decoración prolífica que cubre las fachadas con elementos vegetales, candelabros, festones, criaturas fantásticas y todo tipo de figuraciones.[6] y de Italia ("Barroco de Lecce").[ cita requerida]

En el siglo XIX, con el auge de los historicismos, la arquitectura plateresca revivió bajo los nombres de estilo Monterrey y estilo español.[6]

Etimología

El nombre Plateresco hace referencia al oficio de platero. El historiador sevillano Diego Ortiz de Zúñiga lo utilizó por primera vez en el siglo XVII, aplicándolo a la descripción de la Sacristía de la catedral de Sevilla[8]

Other Languages
azərbaycanca: Plateresko
català: Plateresc
English: Plateresque
Esperanto: Plateresko
euskara: Plateresko
français: Plateresque
galego: Plateresco
hrvatski: Pleterski stil
italiano: Plateresco
latviešu: Plateresko
Nederlands: Plateresco
polski: Plateresco
português: Plateresco
русский: Платереско
slovenščina: Plateresco
српски / srpski: Плетерски стил
svenska: Platereskstil
українська: Платереско