Plan de Jalapa

El Plan de Jalapa fue un pronunciamiento realizado, el 4 de diciembre de 1829, por el Ejército de Reserva con el objetivo de conservar el pacto federal en los Estados Unidos Mexicanos. El vicepresidente Anastasio Bustamante, que a la par encabezó al Ejército de Reserva, se adhirió al pronunciamiento. Muy pronto comenzó a desacreditarse públicamente al gobierno del presidente Vicente Guerrero, en consecuencia, se desconoció su legitimidad y Bustamante asumió la titularidad del Poder Ejecutivo.

Marco histórico

En las elecciones presidenciales, celebradas en agosto de 1828, había resultado ganador Manuel Gómez Pedraza, sin embargo, debido a los levantamientos realizados por Lorenzo de Zavala y José María Lobato en el motín de la Acordada, el 4 de abril de 1829 el Congreso de la Unión emitió un resolución por la cual Vicente Guerrero asumió la presidencia y Anastasio Bustamante la vicepresidencia de la república.

En julio de 1829, el general Isidro Barradas dirigió el último intento por reconquistar México, fue confrontado por las fuerzas comandadas por Antonio López de Santa Anna y Manuel Mier y Terán. Para poder obtener recursos económicos, Guerrero tuvo que implantar una impopular reforma fiscal diseñada por Lorenzo de Zavala. En septiembre, el presidente Guerrero ordenó situar al Ejército de Reserva, con una fuerza de 3000 hombres, en los alrededores de Jalapa, Córdoba y Orizaba.[2]

Other Languages