Plan de Estabilización de 1959

Visita del presidente estadounidense Dwight Eisenhower a España en 1959.

El Plan de Estabilización de 1959 o Plan Nacional de Estabilización Económica fue un conjunto de medidas económicas aprobadas por el gobierno de España en 1959. El objetivo del plan fue la estabilización y liberalización de la economía española. Supuso la ruptura con la política de autarquía del franquismo y posibilitó el inicio de una época de crecimiento económico en el país durante los años sesenta.

Situación económica previa: la autarquía

Desde el final de la Guerra Civil, en 1939, el gobierno español había seguido una política económica basada en la autarquía, consecuencia de esa política, en 1959, España era junto a Portugal el país más pobre de Europa occidental, a pesar de un ligero avance en la producción que se vivió desde 1950, amparado por las incipientes ayudas estadounidenses. Los problemas y desequilibrios que aquejaban a la economía española eran variados y de gravedad:

  • Incremento del coste de la vida que llegó hasta el 15 por ciento en 1956 y ante el que el gobierno había reaccionado con un aumento importante de los salarios que no hizo sino agravar la situación.
  • Aumento de la deuda pública.
  • Déficit comercial muy elevado de la balanza de pagos y una consiguiente reducción de divisas hasta mínimos históricos. El Gobierno español comprobó que, a 31 de diciembre de 1958, sus reservas exteriores sólo suponían 45,4 millones de dólares, cifra inferior a la deuda exterior a corto plazo.[2]
Other Languages