Plañidera

Plañidera egipcia, probablemente Isis llorando a Osiris. Dinastía XVIII, 1550 - 1295 a. C. Museo del Louvre.

Una plañidera (del latín «plangere») era una mujer a quien se le pagaba por ir a llorar al rito funerario o al entierro de los difuntos. Aparece en documentación iconográfica y documental de la Antigüedad y en algunos países del mundo, diferentes culturas siguen practicando usos similares.[1]

En el rito judío

Para expresar de un modo más enérgico la desolación que debía causar al pueblo judío la devastación de Judea, el profeta Jeremías dice que el Dios de Israel mandó a su pueblo a hacer venir lloronas que él designa bajo el nombre de lamentatrices. Este uso del pueblo hebreo pasó a otras naciones y sobre todas, se conservó entre los griegos y romanos. Estos últimos daban el nombre de praefica a la principal de cada comitiva de lloronas porque era ella la que presidía las lamentaciones y la que daba a sus compañeras el tono de tristeza que convenía según la clase del difunto.

Las lloronas iban cubiertas con un velo y llevaban un vaso en que recogían las lágrimas que derramaban. Estos vasos llamados lacrimatorios se encerraban con mucho cuidado dentro de la urna donde se depositaban las cenizas del difunto. Como no se alquilaban lloronas sino para los entierros de los ricos, no se colocaban vasos lacrimatorios en las urnas de los pobres para demostrar a la posteridad que ninguna persona había llorado en muerte en sus exequias.

Se encuentran representaciones de plañideras desde el Arte egipcio y llegaron a ser representaciones características en tumbas, sobre todo durante el período Gótico.

Other Languages
беларуская: Плакальшчык
català: Ploramorts
čeština: Plačka
Deutsch: Klageweib
Հայերեն: Ողբասաց
italiano: Prefica
日本語: 泣き女
norsk: Gråtekone
português: Carpideira
русский: Плакальщик
sardu: Atitadora
svenska: Gråterska
українська: Плакальник
中文: 哭喪女