Piratería aérea

Carteles de advertencia sobre secuestro aéreo en francés y en inglés en un aeropuerto de África Central.
Secuestros de Dawson's Field: cuatro aviones de pasajeros fueron secuestrados consecutivamente en 1970. Posteriormente, una vez evacuados los rehenes, esos aviones fueron explotados en tierra.

La piratería aérea (también conocida como secuestro de aeronaves o secuestro aéreo) es el secuestro de una aeronave por un individuo o grupo.[6]

A diferencia de los típicos secuestros de vehículos terrestres o barcos, el secuestro aéreo generalmente no es cometido como parte de un delito de robo o hurto. La mayoría de los secuestradores de aviones tienen la intención de utilizar los pasajeros como rehenes, ya sea para obtener un rescate monetario o por alguna concesión política o administrativa por las autoridades. Varios motivos han impulsado estos hechos, entre ellos exigiendo la liberación de ciertos reclusos (por ejemplo IC-814), destacar las quejas de una comunidad en particular (por ejemplo AF 8969), o asilo político (por ejemplo ET 961). Los secuestradores también han utilizado aviones como arma para atacar determinados lugares (por ejemplo los ataques del 11 de septiembre de 2001).

Los secuestros para rehenes comúnmente producen un enfrentamiento armado durante un período de negociación entre los secuestradores y las autoridades, seguido por algún tipo de arreglo. Los acuerdos no siempre responden a las demandas originales de los secuestradores. Si las demandas de los secuestradores son consideradas demasiado grandes y sus perpetradores no muestran inclinación a rendirse, las autoridades recurren en ocasiones a fuerzas especiales para intentar el rescate de los rehenes (por ejemplo la operación Entebbe).

Other Languages